Temas del día

Surf

Una afortunada surfista 'top', atrapada con su familia en una isla sin coronavirus

La costarricense Brisa Hennessy, clasificada para el debut del surf en los Juegos Olímpicos de Tokio, está actualmente en la isla de Namotu (Fiji).

Una afortunada surfista 'top', atrapada con su familia en una isla sin coronavirus
Rip Curl

Actualmente, la mayoría de surfistas de élite se encuentran confinados en sus casas y con la prohibición expresa de surfear en sus queridas playas y sus respectivas olas. Así les tiene la pandemia del coronavirus, extendida por la mayoría de países de referencia en el mundo del surf.

Sin embargo, como la pequeña aldea de Astérix y Obélix contra los romanos, hay una surfista que resiste al confinamiento a pesar de ser de un país afectado por el Covid-19. Se trata de Brisa Hennessy, surfista de Costa Rica que tras quedar tercera en el Sydney Pro -junto a Leti Canales- se desplazó a la isla de Namotu (Fiji) con su familia.

En declaraciones al periódico LaRepublica asegura que es "una isla muy pequeña, aislada y a la vez segura". A pesar de ello, hace caso de las recomendaciones y se está "lavando las manos y manteniendo la distancia al conversar con alguien". Todo ello mientras disfruta de la naturaleza de la isla, del surf, de la natación, el levantamiento de pesas y de su familia. De hecho, en Instagram se la puede ver compartiendo olas con su familia...

Tendrá tiempo para descansar y entrenar mientras esté allí, sin presión, ya que los Juegos Olímpicos se posponen a 2021 y la WSL ha cancelado todos los eventos hasta mayo. "Estoy muy orgullosa con esta decisión de la WSL por mantenernos sanos tanto a los competidores, familias, entrenadores, personal, de eventos, como los fans que nos visitan en cada fecha. Creo que es una oportunidad para que todos hagamos una pausa y nos protejamos entre todos y protejamos al mundo", asegura en su Instagram.

Y a pesar de estar en uno de los sitios más aislados del planeta, Brisa Hennessy se encuentra cada día con basura en Namotu, lo que aprovecha también para recordar la importancia de que "necesitamos cambiar".

No se sabe cuánto tardará el planeta en acabar con la pandemia del coronavirus -pero se acabará con ella- pero sí que la surfista costarricense está en un buen lugar para pasar el confinamiento... y bien acompañada.