Síguenos

Surf

Las olas más grandes y peligrosas del mundo: Mavericks

Mavericks es conocida por ser una de las olas más difíciles del mundo, por tener una película (basada en hechos reales) y por copar portadas de revistas desde los 90s.

Las olas más grandes y peligrosas del mundo: Mavericks
Euan Titans of Mavericks

Huésped habitual de épicos días de surfing, Mavericks es sin duda una pieza clave en el surf XXL. Cuando llegan grandes swells, esta ola se convierte en un punto de referencia capaz de cubrir de gloria a aquel que la domine... o de teñir de negro a toda la comunidad surfera.

Cuando las condiciones acompañan se trata de la ola más grande que California puede ofrecer. Situada al sur de San Francisco, en un espectacular paraje de la costa conocido como Half Moon Bay, cada año atrae a cientos de expertos surfistas de olas XXL deseosos de disfrutar una de las olas más grandes del mundo.

¿Cómo es Mavericks?

Hablamos de una ola invernal que normalmente levanta sus frías aguas más de 7 metros de altura, pero con un buen swell no es extraño llegar a ver olas de más de 15 metros. Auténticos monstruos que se levantan en el pico al chocar con el arrecife submarino y llegan a recorrer más de 300 metros.

Mavericks es una ola que se surfea por la derecha, aunque rara vez se puede ver a alguien de izquierdas. Las condiciones perfectas para que rompa es si la marejada viene del oeste y el viento es casi nulo.

Un poco de historia

A principios de los 60's tres surfistas (Alex, Jim y Dick) se metieron en la bahía de Half Moon para disfrutar de las olas, pero cuando se acercaban al pico dieron media vuelta al creer imposible surfear aquellas olas. Su perro Mavericks -un pastor alemán- les había seguido nadando y es por esto que aquel día la ola quedó bautizada, a la espera de que alguien rompiera su virginidad.

Más de 10 años tuvieron que pasar hasta que un joven de 18 años llamado Jeff Clark, cansado de ver desde la costa cómo rompía la ola, se armó de valor y remó hasta el pico dispuesto a surfear este muro de agua. Y bien que lo hizo, y lo mantuvo en secreto. 15 años de monopolio, 15 años de Mavericks para Clark. Hasta que en los 90 esta ola legendaria llegó a la portada de Surfer Magazine.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Jay Moriarity Fan Page (@jaymoriaritysurf) el

Desde entonces la ola empezó a tener fama. Eran muchos los surfistas que llegaban de todas partes del mundo con sus pinchos dispuestos a dominar esta bestia. Eran los años en los que explotó el fenómeno del big wave surfing. Desgraciadamente, algunos de ellos surfearon su última ola en Mavericks.

A nivel de competición, en Mavericks se han desarrollado varios campeonatos de olas gigantes. Uno de los nombres que se hizo más popular fue el de Titans of Mavericks. Tanto es así que luego pasaría a formar parte incluso del circuito mundial de olas grandes, aunque nunca llegaría a celebrarse con esta condición y de hecho lleva ya varios años sin competición.

La ola más peligrosa de California

Mavericks es conocida por ser una de las olas más difíciles del mundo. Su violenta bajada y el arrecife submarino con rocas afiladas conocido como 'Bone Yard' marcan un respeto difícil de ignorar. Cuando las condiciones son XXL, se trata de una ola solo apta para expertos en olas gigantes y es que por desgracia Mavericks hace su propia selección natural.

Algunos de los momentos más trágicos del surfing se han vivido en este spot. Sin duda la muerte del mítico Mark Foo en el año 1994 marcó a toda la comunidad surfera mundial y puso el sello de letal a esta ola californiana.

Grant Washburn es uno de los enamorados de Mavericks que no duda en definir su relación con esta ola: "Es una devoción obsesiva surgida de las experiencias espectaculares vividas en ella, pero a su vez por la que hay que pagar un alto peaje".

Y por si fuera poco, los tiburones  merodean de vez en cuando por la zona. El año pasado, sin ir más lejos, se hizo viral la escena en la que hasta 8 surfistas se marchaban de Half Moon Bay en un mismo jet ski por la presencia de un tiburón blanco de 6 metros.

Chasing Mavericks

Una de la peculiarides de esta ola de California es que tiene una película en Hollywood. Se llama Chasing Mavericks y en concreto habla de cuando un joven Jay Moriarity descubrió dicha ola. Tras un duro entreno con el legendario local Richard 'Frosty' Hesson, empezó a surfear Mavericks con 15 años. Y con 16 ya estaba en portada de la revista Surfer.

Sus increíbles progresos en el mundo del surf y su búsqueda constante de los límites del cuerpo humano hicieron que sufriera un final trágico el día antes de cumplir 23 años. Pero curiosamente no fue en Mavericks, sino practicando una de las técnicas esenciales para sobrevivir a olas tan grandes y peligrosas: la apnea.