Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A
Síguenos

Escalada

Graba en primera persona una caída de 20 metros mientras escalaba sin compañía

escalador graba caida resbalon liquen escalada libre colorado estados unidos boulder viral

YouTube

Este clip hace latentes los peligros del 'solo integral' sin ir acompañado. Una lección de vida para minimizar riesgos en uno de los deportes más peligrosos que existen.

Es de manual que la escalada es uno de los deportes de riesgo más exigentes y arriesgados que hay. La concentración y la preparación física, junto con la habilidad y el entrenamiento necesarios, hacen que practicar escalada requiera un nivel de experiencia bastante considerable. Incluso teniendo el nivel suficiente, cualquier cosa puede acabar torciéndose. Y si no que se lo cuenten a Kyle Walker que, después de su aparatosa caída practicando escalada en 'solo integral', ha vivido para contarlo.

Está claro que la cosa se agrava si se practica sin cuerda, sin ningún seguro y, sobretodo, sin ir acompañado y sin el calzado adecuado. Kyle decidió que estas cuatro condiciones no eran un impedimento para subirse a esta roca y tirar millas. Este chico de 26 años estaba escalando en Boulder (Colorado, Estados Unidos) cuando de repente resbaló con un liquen con uno de sus pies, cayendo des de el 2nd flatiron –uno de los puntos de referencia de la pared- que se encontraba a 60 pies (casi 20 metros) del suelo de esta complicada ruta. El resultado fueron ocho costillas rotas, las dos muñecas destrozadas, la pelvis partida y una dolorosa perforación en el pulmón.

Un destrozo en toda regla captado ante cámara por la GoPro de este escalador que no dejó de grabar en ningún momento del accidente. Lo más dramático fue que Walker estuvo más de una hora agonizando hasta que un senderista apareció por el camino y pudo atender al angustiado escalador que estaba en el suelo retorciéndose de dolor. Por suerte, consiguió llegar al hospital 'vivito y coleando' después de haber tenido diversas paradas respiratorias durante esa fatídica hora de desesperación.

Lo más aparatoso de la cinta pero, no son tanto las imágenes de la aparatosa caída sino el sonido de la tortura que vivió el propio escalador al precipitarse y recibir el impacto contra el suelo de granito. El sufrimiento y la agonía se hacen latentes de una manera tan desagradable que se te quitarán las ganas de escalar sin sujeción. Al menos durante un tiempo. Un vídeo que pone de manifiesto los peligros reales de la escalada libre, más si se practica en solitario y sin el equipo reglamentario. ¡Deseamos una pronta recuperación para Kyle!