Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial Ciclismo
Fórmula 1
1 1h58:33.667

S. Vettel

Ferrari

2 a 2.641

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 3.821

M. Verstappen

Red_bull

12 a 35.974

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Holandesa
EN JUEGO
PSV PSV PSV

1

Ajax Ajax AA

1

EN JUEGO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

0

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

1

FINALIZADO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

3

Feyenoord Feyenoord FEY

3

Síguenos

Más acción

Carabela portuguesa: picaduras, precauciones e información

Carabela Portuguesa falsa medusa flotando tentaculos picadura informacion precauciones investigadora experta laura prieto alicante avistamiento

Pandabuzz

Entrevista a la Dra. Laura Prieto, del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía, para hablar de la Carabela portuguesa o falsa medusa.

Cuando una especia desconocida y tan llamativa como la Carabela portuguesa llega a nuestras costas es habitual -y más ahora con las redes sociales- que empiecen a circular todo tipo de rumores al respecto. Así ha sucedido en España con la presencia de la también conocida como 'falsa medusa', de la que en marzo se vieron ejemplares en las playas de Cádiz o Huelva y que ahora ha llegado hasta las de Alicante.

Menos noticiable es que la Carabela portuguesa haya estado también en algunas de las Islas Canarias. Tal y como explica Carlos Luis Hernández, investigador del Centro Oceanográfico de Canarias (perteneciente al Instituto Español de Oceanografía), esta especie "de siempre se ha conocido aquí, donde llegan arrastradas por el viento y son depositadas en sus costas por el oleaje y las mareas". En ocasiones, las condiciones climatolóticas "pueden favorecer en  la acumulación masiva de colonias en la costa de algunas de las islas", advierte el investigador, si bien reconoce que "no es lo habitual".

Como en la Península, especialmente en el Mediterráneo, es menos habitual todavía su presencia, hemos querido hablar con una experta en la materia, la Doctora Laura Prieto, del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (ICMAN-CSIC), para aportar la correcta información sobre la Carabela portuguesa: habitat natural, presencia en España, precauciones que tomar, qué hacer en caso de avistamiento o de picadura, etc.

¿Qué tal si empieza aportando un poco de información sobre la especie en sí?

Pertenece al Filo de los Cnidarios ("Cnida" es ortiga en griego), por lo que tiene cnidocistos (células urticantes), como los escifozoos (las medusas típicas), las anémonas, las gorgonias y los corales.

La Physalia physalis, con apariencia de medusa, en realidad es una colonia de organismos

Dra. Laura Prieto

La Carabela portuguesa (Physalia physalis), con apariencia de medusa, en realidad es una colonia de organismos de distintas formas y con diversas funciones (cazar, alimentarse y reproducirse) y todos esos organismos se distribuyen en los tentáculos que cuelgan de un único individuo diferenciado (el neumatóforo*). Este individuo es como un flotador con una vela que permite a la colonia moverse con las corrientes superficiales y los vientos.

*El cual da origen a su nombre, aludiendo a las carabelas del siglo XV inventadas por los portugueses

¿Cuál es su habitat natural?

Como viven en la superficie de los océanos (debido al flotador), son organismos pleustónicos de mar abierto. Son comunes de las regiones tropicales y subtropicales de los océanos (entre las latitudes 55 N y 40 S). Para el mar Mediterráneo se le considera una especie no indígena, porque su habitat natural es el océano Atlántico y no es capaz de persistir en este nuevo habitat.

En el invierno de 2010 llegaron varios miles de colonias a Andalucía en solamente dos semanas

Dra. Laura Prieto

¿Cómo llegan hasta el Mediterráneo?

Según el estudio que publicamos en la revista "Scientific Reports" del grupo Nature en el año 2015 pudimos explicar un evento extraordinario (por su magnitud) ocurrido en el invierno de 2010. En dicho año llegaron varios miles de colonias en un periodo de dos semanas sólo en las costas andaluzas, tanto atlánticas como mediterráneas. En este caso, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía se puso en contacto con nosotros y, gracias al trabajo de sus técnicos con los datos de recogidas de todas las colonias en las costas, comenzamos a hacer la labor científica de combinar lo que se sabía de las colonias con datos del medio ambiente en el que viven (variabilidad).

Para que entren en el mar Mediterráneo deben coincidir varias condiciones a diversas escalas temporales y espaciales:

  1. Condiciones climáticas de invierno determinadas que afectan a todo el Atlántico Norte: específicamente que el índice de la Oscilación del Atlántico Norte de invierno (NAO, de sus siglas en inglés) sea muy negativo. Esto conlleva, entre otras muchas consecuencias tanto a un lado como al otro del Atlántico Norte, que las borrascas atlánticas afecten más al sur de Europa.
  2. Una vez que se ha dado la condición anterior, deben ocurrir vientos fuertes y continuos de componente oeste (vientos de poniente) en la zona del Atlántico noreste (i.e. frente a las costas sureuropeas y norteafricanas).
  3. Cuando todo lo anterior ha ocurrido, entonces las colonias que originalmente se encuentran en mar abierto en el centro del océano Atlántico, son empujadas encima de la plataforma continental (cerca de los continentes donde la profundidad es menor de 200 m).
  4. Entre las corrientes superficiales generales oceánicas, existe un ramal de la corriente atlántica que entra en el mar Mediterráneo en superficie por el estrecho de Gibraltar (y en profundidad sale una corriente mediterránea). Cuantas más colonias se encuentren en el golfo de Cádiz debido a (3), mayor es la probabilidad que entren en el mar Mediterráneo por el estrecho de Gibraltar.

Los registros históricos nos dicen que no es habitual su presencia en el Mediterráneo

Dra. Laura Prieto

Entiendo, pues, que no es habitual que lleguen hasta el Mediterráneo...

Tienen que darse todas esas condiciones. Los registros históricos nos dicen que no es tan habitual, correcto. Son años "especiales". En la última década hemos visto que se han producido en el 2010, evento más peculiar en cuanto a abundancia en poco tiempo; en el 2013, poco relevante pero la temporada de playas ya estaba abierta y conllevó más alarma social que el año 2010; y este año 2018.

La diferencia de este año 2018 es que climatológicamente hablando es un año muy peculiar, ya que hemos continuado teniendo borrascas típicas de invierno en meses que ya no suelen ocurrir (marzo y abril). Entonces, en la zona del golfo de Cádiz llevamos recibiendo colonias de Carabela portuguesa desde enero hasta mayo, pero en ningún momento de forma "explosiva y rápida" como en el año 2010, sino que en mayor o menor número según las tormentas de 2018.

La buena noticia es que aunque entren en el Mediterráneo, no sobreviven a las condiciones del mar Mediterráneo de verano-principio de otoño, ya que nunca se ha visto ninguna colonia en los últimos meses del año dentro del mar Mediterráneo.

¿Es realmente tan peligrosa como dicen?

No. Su picadura es dolorosa. Su veneno tiene varias consecuencias (más o menos graves) para el organismo humano, pero a no ser que la persona afectada sea especialmente sensible (niños, ancianos, personas alérgicas al veneno), no debe haber desenlaces trágicos. Según como se trate la picadura, las lesiones en la piel pueden ser más o menos duraderas.

Si estás bañándote y la ves flotando, sal del agua

Dra. Laura Prieto

¿Qué precauciones hay que tomar?

Si estás en el agua bañándote y la ves flotando (el flotador suele ser de largo del tamaño de una mano de una persona adulta, por lo que se ve perfectamente), sal del agua. Esto se debe a que los tentáculos extendidos pueden ser muy largos y las corrientes sub-superficiales o mareales te los puedes estar acercando hacia ti aunque veas el flotador relativamente lejos.

Si la colonia está en la arena de la playa o entre las piedras de una costa rocosa, no la toques ya que los tentáculos siguen igualmente activos. No dejes que jueguen con ella ni los animales, ni los niños.

Siempre llama al 112 o informa al puesto de socorrista de la playa, si existe.

Para ayudar al estudio científico de los organismos gelatinosos, puedes participar en la iniciativa de "Ciencia Ciudadana" enviando un correo electrónico a l.p@csic.es indicando playa, cantidad vista, y fecha.

¿Has visto medusas?Póster que repartieron en las Islas Baleares por lso clubs de buceo para la participación ciudadana en la ciencia sobre 'medusas'.

Para los que practican deportes náuticos, ¿qué ayuda supone el neopreno?

El veneno se introduce dentro del organismo a través de una especie de arpón que se encuentra al final de un filamento enrollado dentro del cnidocito que se libera a gran velocidad (2 m/s). Estamos hablando de células microscópicas que sólo se pueden ver con el uso de un microscopio.

La fuerza de este arpón en el caso de la Carabela portuguesa, por el tipo de lesión que produce en la piel humana, sabemos que es elevada. Pero nuestra experiencia en el laboratorio indica que no traspasa los guantes de latex que usamos para manipularlas. Ello me lleva a pensar que en el caso de un neopreno (de los utilizados para deportes náuticos), probablemente lo que ocurre es que las células urticantes se queden adheridas al neopreno por la parte exterior y una vez tocas esa parte del neopreno con la piel desnuda, te piquen. A amigos míos australianos no les ha picado a través de sus neoprenos, pero esta pregunta queda fuera de mi experiencia científica.

En caso de picadura, aunque pique mucho, nunca hay que rascar

Dra. Laura Prieto

¿Qué hay que hacer en caso de picadura?

Por lo que han explicado en otras ocasiones los especialistas médicos sobre este tipo de lesiones y he aprendido en los congresos internacionales sobre medusas (nos reunimos cada 3 años), en el caso de la Carabela portuguesa se debe:

  1. Retirar, si existe, restos de tentáculos, ya que los miles de células urticantes siguen disparándose. Para ello lo ideal es tener guantes y pinzas pero si se carece de ello, al menos usar algo rígido (tarjeta de crédito). Nunca rascar, aunque pique mucho.
  2. Lavar la lesión con agua de mar, si puede ser caliente mejor. Si se usase agua dulce, el cambio de salinidad hará que las células urticantes que no se hayan liberado y aún estén en la piel (aunque no se vean), se liberen y empeore la lesión. Si es caliente el agua de mar, mejor, porque disminuye la potencia del veneno. Nunca utilizar ni amoniaco, ni vinagre.
  3. Acercarse a un centro de salud (sino hubiese sido ya atendido en la playa por los socorristas) para que le asesoren sobre las pautas a seguir en las horas/días siguientes a la picadura.

Las imágenes del famoso programa documental de la BBC Blue Planet II sobre la Carabela Portuguesa con una buena manera de acabar con la entrevista...

Sigue todos los artículos y noticias de nuestra sección de Deportes de Acción en el Facebook, el Twitter y el Instagram de As Acción o incorporando la home del vertical en tus favoritos para consultarlo a diario.