NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CICLISMO | TOUR DE LUXEMBURGO

Aaron Gate sorprende al esprint y Madouas sigue líder

El neozelandés Gate dio la sorpresa al esprint a Thomas y Ballerini. Un día más, Madouas retuvo el maillot de líder.

EFE
Actualizado a
Aaron Gate celebra su triunfo en la tercera etapa del Tour de Luxemburgo.
Aaron Gate celebra su triunfo en la tercera etapa del Tour de Luxemburgo.Bas CzerwinskiGetty

El neozelandés Aaron Gate (Bolton Equities), corredor de equipo continental, fue el vencedor de la tercera etapa del Tour de Luxemburgo, disputada entre Rosport y Diekirch, de 188,4 km, la más larga de la presente edición, en la que mantuvo el liderato el francés Valentin Madouas (Groupama). Gate (Auckland, 31 años) sorprendió con un ataque muy lejano en el que fue remontando hasta ponerse en cabeza y rematar la victoria al esprint con amplio margen, por delante del francés Benjamin Thomas (Cofidis) y del italiano Davide Ballerini (Quick Step Alpha Vinyl), con un tiempo en meta de 4h.40.59.

Un desenlace sorprendente, ya que Gate no contaba entre los favoritos en caso de desenlace por velocidad, pero el neozelandés actuó con fuerza e inteligencia. Un ciclista de 31 años, experto en pista, en persecución, que tiene en su palmarés victorias en la Vuelta a Grecia, Clásica de Nueva Zelanda y títulos contrarreloj en Oceanía y en su país. La general se quedó con 36 corredores distanciados por 18″ en vísperas de la crono, de momento encabezada por el galo Valentin Madouas, con 7 segundos de ventaja sobre el neerlandés Sjoerd Bax (Apecin Deceininck) y 8 respecto al italiano Matteo Trentin (UAE).

Una jornada con alicientes al final con dos cotas que animaron la fiesta, también marcada por una fuga de nueve en la que entraron cuatro españoles, Felipe Orts (Burgos BH), Josu Etxeberría y Joseba López y Joel Nicolau (Caja Rural), éste último con el maillot de la montaña. El grupo delantero se entendió y trató de buscar la sorpresa, pero el pelotón reaccionó antes de los últimos 20 km, cuando iban a llegar las dos cotas puntuables, la de Hendelbierg (2,1 km al 6 %) y la deHuelewee (1,3 km al 9%).

A 17 de meta se acabó la escapada y se multiplicaron los intentos en busca de la victoria. En la primera subida controló el Groupama de Madouas, cuando la carrera se complicó por carreteras estrechas y los nervios iban aflorando. En el último ascenso continuó la labor del equipo del líder, con Trentin cerca de la cabeza oliendo el esprint. Atacó por sorpresa el danés Mathias Jensen, abriendo un pequeño hueco que costó trabajo cerrar.

Con el pelotón roto, se presentó el esprint. En la recta de meta salió de lejos Aaron Gate, tiró de su experiencia en pista, remontó hasta ponerse al frente, incluso abrió unos metros y alzó los brazos con tranquilidad. Se llevó la etapa maratón del Tour de Luxemburgo. Es su sexta victoria profesional. Este viernes se disputa la cuarta etapa en la modalidad de contrarreloj individual con salida y llegada en Remich y un recorrido de 26,1 km.