CICLISMO

Indurain: "España está en el top-10, pero falta rematar"

El exciclista navarro considera que el ciclismo español goza de buena salud pese a la falta de resultados. En 2021, ningún triunfo nacional en grandes vueltas.

0
Indurain: "España está en el top-10, pero falta rematar"
SANTANDER SANTANDER

El exciclista Miguel Indurain (Villava, 1964), ganador de cinco Tours de Francia, considera que la salud del ciclismo español es buena, que hay muchos elementos a favor y que los corredores están en el top-10 mundial, pero que últimamente falta lo más visible: los triunfos.

En esta entrevista con EFE Indurain, que este domingo participó como embajador del Banco Santander en la modalidad de relevos del Barcelona Triathlon by Santander 2021 junto con los triatletas Javier Gómez Noya y Eva Moral, considera que la falta de victorias hacen que parezca un mal año para el ciclismo español cuando no es así.

¿Qué le atrae de participar en este tipo de pruebas?

Me permite coger la bicicleta, hacer deporte y estar con amigos. Este tipo de pruebas llevaban prácticamente dos años sin celebrarse por culpa de la pandemia y, por suerte, ya se están pudiendo retomar.

¿Cómo vivió la pandemia desde el punto deportivo? ¿Siguió entrenando en casa?

He rodado en casa. No ha habido marchas y tampoco he podido ir a ver competición. Como van en burbuja no te puedes acercar a los ciclistas, eso ha provocado que haya estado un poco desconectado de lo que es la competición, pero volveremos a hacerlo. Tengo ganas de volver a estar con la gente que conozco, los directores, los mecánicos, los corredores, la prensa...

¿Cómo es el día a día de Indurain ahora mismo?

Ha habido épocas en las que he tenido negocios y empresas, pero ahora estoy más tranquilo. Participo en eventos y sigo la competición, aunque ahora no lo pueda hacer en vivo.

¿Cómo valora la salud del ciclismo español?

Está bien, lo único que nos falta es ganar carreras. Estamos en el top-10, pero falta rematar. A nivel mundial ganar una carrera es complicado, pero durante muchos años hemos tenido gente rematadora que ha ganado. Tenemos equipos, corredores, competiciones y afición. Nos falta lo más visible, que es el ganar. Cuando no ganamos parece que sea un mal año pero, si lo analizas, los ciclistas españoles están allí cerca.

En los Juegos Olímpicos de Tokio España se quedó muy lejos de las medallas.

Sí, pero hay carreras que salen y otras que no salen. Las carreras de un día son muy complicadas. En un día te juegas todo y te puede salir bien o mal. Muchos años ha salido bien y hemos ganado medallas y hemos sido campeones olímpicos, y esta vez no ha sido así. Lo que hay que hacer es volverlo a intentar en la siguiente. El problema es que los Juegos Olímpicos no volverán a celebrarse hasta dentro de tres años.

¿Los ciclistas españoles le piden consejo o su opinión?

No, van por libre. Cada uno tiene su truquillo y su gente, y el ciclismo ha cambiado mucho.

¿En qué ha cambiado la forma de competir?

La competición en sí no ha cambiado mucho, lo que ha cambiado es la alimentación, el material, la tecnología que se aplica. Yo no estoy metido en la competición y ellos van a otro ritmo, siguiendo las técnicas que van evolucionando y que te van permitiendo nuevas cosas.

Antes también había más descanso. Usted mismo explicaba que en los meses de invierno solía ganar kilos. Seguramente eso ahora no sería posible.

Te adaptabas al ritmo de competición que había entonces. Nosotros parábamos en octubre y hasta febrero no hacías nada. Ahora como hay competición todo el año es más difícil desconectar, aunque cada uno tiene una forma de llevar el año y sus objetivos. En mi época era así, todos hacíamos lo mismo. Además, antes un irlandés vivía en Irlanda y tenía que entrenar allí todo el año. Y si un día había nieve no podía salir. En cambio, ahora vive en Canarias y puede entrenar todo el año.

¿Cree que ahora el calendario ciclista es demasiado exigente?

Sí, pero la competición es así, exigente. Si estás allí tienes que adaptarte. Lo bueno es que teniendo tanta amplitud de calendario puedes elegir cuál te va mejor a ti, si te dejan.

Cuando competía profesionalmente usted tenía unas 30 pulsaciones en reposo. ¿Ahora cuál es su ritmo cardíaco?

A veces me hago pruebas de esfuerzo para poder participar en competiciones, pero sinceramente no lo tengo controlado. Además, lo importante son las pulsaciones que tienes compitiendo. Hay deportistas populares que tienen 30 pulsaciones en reposo y después cuando hacen esfuerzo se les disparan.