TOUR DE FRANCIA | ETAPA 20

Pogacar: "Estoy feliz, pero aliviado por acabar ya"

Tadej Pogacar terminó octavo en la contrarreloj, sin exprimirse en exceso, y certificó su segunda victoria consecutiva en el Tour a los 22 años.

Francia
Pogacar: "Estoy feliz, pero aliviado por acabar ya"
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Con 22 años, nueve meses y 27 días, el esloveno Tadej Pogacar se convertirá este domingo en el ganador más joven de dos Tour de Francia. En 2020 no imaginó “nunca” que lograría el primero, pero en 2021 quería “demostrar el potencial” que lleva dentro. Se anotará el maillot amarillo, el del mejor joven y el de la montaña... además de tres victorias de etapa y las dudas que genera tanta superioridad. Atendió a los medios en la rueda de prensa del campeón.

¿Cómo se siente cuando sabe que está a sólo un paseo triunfal de 108 km de su segundo Tour?

Feliz y aliviado por concluir, también cansado, porque completamos tres semanas muy duras de esfuerzo, en las que hubo que rendir al 100% en cada etapa para distanciar a los rivales.

¿Qué le parecen las comparaciones con Hinault o Merckx por su forma de correr y de ir a por todas las victorias posibles?

No me gustan. Cada corredor es único, tiene su personalidad. No me considero un patrón, estoy aquí para competir y divertirme en la bici.

¿Piensa en Vuelta y Giro para completar la colección de tres grandes?

Por ahora no miro más allá, ni a ningún récord. Sólo quiero disfrutar del momento. Seguro que voy a correr de nuevo la Vuelta, que fue mi primera gran carrera y me encantó (alcanzó la tercera posición y tres dianas). El Giro siempre ha sido una de mis pruebas favoritas. En el futuro las haré, pero ahora nos toca París y luego… los Juegos. Después, veremos.

En 2020 aseguró que no imaginaba conquistar el Tour. En 2021 repite. ¿Su valoración?

El año pasado fue una temporada peculiar, que acabó de forma extraña. No pude celebrar mucho por las restricciones y porque no creí que lo conseguiría, surgió la oportunidad y la atrapé, aunque enseguida volví al entrenamiento. Para ser honesto, tenía confianza en demostrar mi potencial y regresar a por un segundo maillot amarillo. Nadie me esperaba en 2020, ni siquiera yo. Habría estado satisfecho con el segundo puesto, por detrás de Primoz (Roglic). Sin embargo, en La Planche di la vuelta a la clasificación.

En cambio, las dudas aparecieron en esta segunda participación.

Bueno, mis números resultan muy parecidos a los de 2020. Además, no me cansaré de decir que el ciclismo se encuentra en un buen camino para recuperar la fe de los aficionados. Yo hablo por mí, y aseguro que soy un buen chico y no tomo atajos.

¿Se nota cómodo ante las preguntas de los medios?

Es posible que me sienta más cómodo que el año pasado. Pero soy joven, me gusta vivir y si no te diviertes en este deporte, no has entendido nada. Para mí, así es más sencillo.

¿Qué le parecieron sus adversarios, Vingegaard y Carapaz?

Vingegaard demostró su fortaleza, además de que se trata de un gran muchacho. Va bien en contrarreloj y en montaña, tiene un equipo fuerte, es joven. Probablemente ganará pronto una grande. Con Carapaz hay un poco menos de afinidad, aunque le considero otro enorme competidor.

¿Su momento favorito?

El triunfo en el Portet, tras todo el trabajo increíble de UAE.

¿Y su próximo desafío?

El más inmediato, Tokio. Ya comprobaremos en qué estado salgo de este Tour. No dispongo de mucho tiempo de recuperación, la diferencia horaria, el calor, la humedad… No obstante, es una nueva experiencia que afronto con ilusión. Son los Juegos, que se celebran cada cuatro años. Aparte, debo permanecer fiel a mí mismo siempre.