GIRO DE ITALIA | ETAPA 17

Evenepoel abandona

El belga se cayó en el descenso de San Valentino. Continuó en carrera tocado y se le efectuaron escánares al acabar. No tiene fracturas, pero se retira.

Italia
Evenepoel abandona

Una caída en la bajada de San Valentino puso a prueba a Remco Evenepoel. Una mezcla de poca pericia y, seguramente, miedo por su accidente en agosto de 2020 en Lombardía, donde se fracturó la pelvis, le llevó a empotrarse con el guardarraíl, cuando la montonera se había producido delante de él y le quedaba margen para la maniobra. Nibali, Nieve o Ciccone tampoco se libraron, aunque ninguno sufrió lesiones graves. Con la mano izquierda vendada por los servicios médicos, continuó adelante. Por la mañana afirmó que no pretendía marcharse a casa, y cumplió. Aun así, no partirá de Rovereto este jueves.

Pese a la fatiga, las malas sensaciones y las palabras del mánager del Deceuninck, Pat Lefevere, que sopesaba sacarle de la carrera, Evenepoel quiso explicar en la zona mixta de Canazei, la salida de la 17ª etapa, que “en ningún momento” pensó en retirarse del Giro. El belga comenzó los últimos cinco días de competición a 28:07 de Egan Bernal, después de que le cayera 24:05 en Cortina d’Ampezzo. La segunda semana la empezó a sólo 14”, como segundo de la general. Una de las primeras derrotas sonadas de su todavía corta trayectoria deportiva.

Mentalmente me encuentro bastante bien. Durante el segundo día de reposo no hice nada, me dediqué a descansar y me quedé en la cama. Ni siquiera subí a la bicicleta, así que disfruté al máximo de la jornada. Las piernas es otra historia, distinta a la cabeza. Noto muchísimo cansancio, pero nunca me planteé abandonar”, aseguró el ciclista de 21 años.

Evenepoel dijo que miraba a la crono de Milán y a adquirir más experiencia a lo largo de la última de las tres semanas del Giro: “En este instante sólo trato de terminar mi aprendizaje en la ronda, pero de una manera fácil. Seguro que el último día, en la contrarreloj, puedo hacerlo bien. Voy a centrarme en ese objetivo para extraerle el máximo partido. También respaldaré a Almeida para que concluya dentro del top-ten, aunque me lo tomaré con calma”. Sin embargo, en Sega di Ala entró a 36:28, con el codo izquierdo muy inflamado. Se le efectuaron escáneres para determinar el alcance de las lesiones. No se rompió nada, pero las contusiones y laceraciones aconsejaron su retirada en su estreno en una gran ronda. De más a menos.