CICLISMO | GP INDURAIN

Valverde es eterno: triunfo de récord en el GP Indurain

El murciano, a sus 40 años, se llevó el triunfo en Estella tras ser más fuerte que Luisle y Lutsenko, los dos Astana con los que peleó el triunfo.

Valverde es eterno: triunfo de récord en el GP Indurain
Luis Angel Gomez / Photogomezspo Luis Angel Gomez / Photo Gomez S

Alejandro Valverde es eterno. A sus 40 años, el murciano fue el más fuerte del GP Indurain, en el que se llevó el triunfo en una prueba navarra que estrenaba categoría Pro Series. Lo consiguió, además, en un mano a mano con dos Astana de enorme calidad, Luis León Sánchez y Alexey Lutsenko, que nada pudieron hacer para frenar al del Movistar, que entra directamente en la historia de la carrera. Iguala a victorias, tres, a los que más tenían, Hortensio Vidaurreta, Miguel María Lasa, Juan Fernández y Ángel Vicioso. Una victoria que también supone la primera de los telefónicos en 2021 en categoría masculina (en femenina les estrenó Van Vleuten) y la segunda española de la temporada tras la lograda por Óscar Sevilla (otro veterano de 44 años) en Táchira.

En el caso de Valverde, ya había demostrado en la reciente Volta en la que acabó cuarto que si sigue sobre la bici es porque aún le queda mucha mecha. También lo sabía su equipo, que trabajó para él, con más razón después de que Enric Mas tuviera que echar pie a tierra por una caída. Pero a la hora de la verdad, fue el Bala el que tomó la responsabilidad en primera persona. Arrancó hasta en dos ocasiones en Eraul para alcanzar a un Luis León Sánchez que andaba fugado. Quedaban diez kilómetros para el final y la dupla murciana era cabeza de carrera.

Sin embargo, el Astana tenía recursos de sobra para hacerle frente. Una vez que Omar Fraile no pudo seguir a Valverde en su primer ataque, fue Lutsenko el se lanzó por detrás para unirse a los escapados. El excampeón del mundo se vio solo frente a dos integrantes del equipo kazajo, pero no se puso nervioso ni cuando Lutsenko atacó en el descenso previo al repecho final.

Porque Valverde se sentía con buenas piernas y cuando la carretera picó hacia arriba, impuso su ley. Ni un Luis Léon castigado ya tras estar en fuga, ni el propio Lutsenko le pudieron seguir. Así que el del Movistar tuvo tiempo de llegar en solitario a la meta de Estella y celebrar una victoria que llegaba 582 días después de su último triunfo (en Mas de la Costa en la Vuelta 2019). La victoria número 128 del murciano, al que no se le ha olvidado ganar. Es lo que lleva haciendo toda la vida.

"Para todos los que siguen el ciclismo"

Alejandro Valverde se mostró satisfecho por su victoria 128, la primera de 2021: "Quiero dar las gracias a toda la gente que me apoya y a todo el mundo que ha estado pendiente de mí y que sigue el ciclismo. Contentísimo por este triunfo. Gracias también al equipo por su gran trabajo". Y tuvo una dedicatoria especial: "A nuestro gran amigo Gary Baños; allá donde esté, seguro que la ha recibido con muchísimo cariño. Van saliendo las cosas como grupo y eso es importante para ir cada día mejor”.

El murciano analizó la carrera: "Sabíamos que iba a ser un día complicado; Astana era el bloque más fuerte. En esa situación final con ‘Luisle’ y Lutsenko sí que tenía cierto temor; al final estamos hablando de dos corredores súper fuertes y no era fácil de manejar. Cuando Lutsenko me ha pasado súper rápido después de Muru sabía que no quedaba mucho hasta Ibarra y me he regulado para, ya en la parte final del repecho, darlo todo subiendo con ese último ataque e intentar abrir esa diferencia definitiva. Un triunfo que da alegría y confianza".