CICLISMO | GP LARCIANO

Landa brilla otra vez pero se queda con la miel en los labios

El español acabó tercero en la prueba italiana que se llevó el prometedor Vansevenant en un esprint entre los escapados. Carlos Rodríguez, primer top-10 de nivel.

Landa brilla otra vez pero se queda con la miel en los labios

Mikel Landa ha comenzado la temporada en una gran forma y en su segunda carrera del año, tras su 6º puesto en el Trofeo Laigueglia, volvió a optar a la victoria. El vasco del Bahrain, que tendrá en el Giro (8 de mayo) su primer gran objetivo, formó parte del cuarteto que llegó destacado a la meta, pero no fue capaz de rematar ya que el joven Mauri Vansevenant (Deceuninck) aprovechó su punta de velocidad para estrenar su palmarés profesional a los 22 años. Un logro para este belga, hijo del exprofesional Wim Vansevenant y que lleva el nombre de Mauri en honor a Melcior Mauri, mítico ciclista español.

Todo se decidió en los últimos 15 km de esta carrera que acumulaba cuatro ascensiones a la cota de San Baronto, en formato de circuito. La ascensión fue seleccionando la carrera, en la que el Ineos (con Dunbar y de nuevo un brillante Carlos Rodríguez a sus 20 años), los movimientos de Nibali e incluso un Alejandro Valverde (8º en meta) que quiso estar metido en carrera fueron haciendo sus apuestas.

Pero el ataque decisivo fue obra de Nairo Quintana. El colombiano vio cómo el Deceuninck aceleraba por medio de James Knox, en favor del joven Vansevenant, y el colombiano lo quiso aprovechar. Su hachazo sólo fue seguido por el belga, aunque Landa intuyó que esa arrancada podía ser la que le llevase a meta destacado y reaccionó. No tardó en enlazar, aunque con un invitado peligroso, Bauke Mollema.

Los cuatro se jugarían el triunfo y comenzaron las típicas dudas y vigilancias. Tantas, que Ide Schelling, neerlandés del Bora, consiguió contactar en plena linea de meta y su llegada provocó que se lanzara el esprint. Mikel Landa aceleró bien, pero Vansevenant era el más rápido e impuso la lógica por delante de Bauke Mollema y el vasco, que se subió al podio. Nairo acabó cuarto y Carlos Rodríguez, que a pesar de trabajar todo el día no pudo estar delante, sí consiguió algo: su primer top-10 en una prueba de nivel, séptimo en meta.