CICLISMO | MUNDIAL VIRTUAL

Osborne y Moolman son los campeones del mundo virtuales

El alemán Jason Osborne sorprendió a los corredores de renombre como Campenaerts, Pozzovivo o Urán, entre otros. En mujeres venció Ashleigh Moolman.

Osborne y Moolman son los campeones del mundo virtuales
Zwift - Twitter

Este 9 de diciembre del 2020 será un día memorable para el ciclismo con la celebración de los primeros Mundiales eSports de su historia. En la temporada más peculiar de los últimos tiempos no habrá sólo dos campeones del mundo en ruta, ya que a Julian Alaphilippe y Anna Van der Breggen se les unen los nuevos arcoíris virtuales: Ashleigh Moolman y Jason Osborne.

La prueba femenina fue la que alzó el telón con una nómina de estrellas respetable en la que destacaba la presencia de la número 1, Annemiek van Vleuten. La ruta elegida fue la Watopia 8 de la aplicación Zwift, compuesta de 50 kilómetros con un desnivel de casi 500 metros, cuyo repecho final (900 metros con rampas de hasta el 10%) decidiría a la ganadora. Y así fue. En un grupo de elegidas donde no pudo filtrarse Lourdes Oyarbide, única representante española, la sudafricana Ashleigh Moolman se llevó el oro gracias a un potente cambio de ritmo. La australiana Sarah Gigante se pegó a su rueda, pero no pudo superarla. La sueca Cecilia Hansen cerró el podio unos metros por detrás.

La categoría masculina se resolvió con idéntido desenlace, aunque las diferencias entre los primeros espadas fue menor en la última cota. El cartel de corredores de renombre internacional, con la participación de Rigoberto Urán, Domenico Pozzovivo o Victor Campenaerts entre otros, era más que interesante, pero apenas asomaron en las primeras posiciones del grupo en el repecho final. Ahí sorprendió con una potencia descomunal (con picos superiores a 11 vatios/kilo) Jason Osborne, remero profesional de la selección alemana que consiguió medalla de plata en los campeonatos mundiales de 2013. El 'palazo' para los ciclistas habituales fue importante, aunque parece que la unión entre Zwift y la UCI ha venido para quedarse...