TOUR DE FRANCIA | ETAPA 16

Egan Bernal: "Estoy jodido por todos los lados"

El defensor del título se dejó otros 10:39 con los mejores. Kämna superó a Carapaz, que no pudo dar una alegría al Ineos y terminó segundo la etapa.

Tras la explosión de Egan Bernal en el Grand Colombier, el Ineos se volcó con Richard Carapaz para lograr el triunfo en Villard de Lans. El equipo metió en la escapada junto al ecuatoriano a Andrey Amador y a Pavel Sivakov para que le arroparan. En tanto Bernal penaba por detrás (llegó a 27:27, a 10:39 de los gallos), a Carapaz se le presentaba la oportunidad de conseguir la primera victoria de su vida en el Tour, sin suerte: “Agradezco a los compañeros y a los directores el apoyo que me brindaron, una pena que otro corredor estuviera más fuerte que yo”. Entró segundo en meta, decepcionado mientras se santiguaba, a 1:27 de Lennard Kämna.

El defensor del título, Bernal, tampoco ocultó su malestar con los medios: “Atravesé un día de sufrimiento, con dolor de espalda, que se incrementó con cada pedalada. En la última subida se me cargó hasta la rodilla. Estoy jodido por todos los lados. Si continúo así, será difícil pelear por la etapa en La Loze, que es una ascensión durísima, con mucha inclinación. Los chicos dispondrán de libertad”. De hecho, Carapaz rebasó a Bernal en la clasificación: 14º y 16º.

Campeón del Giro en 2019, Carapaz tenía programada la Corsa Rosa en su primera temporada con el Ineos después de tres en el Movistar: “Los planes cambiaron a mitad de año, y yo me debo a lo que decidamos en la escuadra”. La estrategia también saltó por los aires en pleno Tour, con la minutada que le cayó a Bernal en el Jura: “Todos veníamos convencidos de que podríamos ir a por otro maillot amarillo con Egan, pero a veces las cosas no salen como uno quiere. Le faltaron energías y padece dolores, pero no deja de ser un vencedor del Tour a los 22”.

En su caso, a los 27, la opción de convertirse en el segundo capitán del Ineos no duró demasiado. Entre abanicos y varias caídas se descolgó pronto de la lucha por la general: “La carrera se nos cruzó desde el inicio. Aun así, faltan un par de ocasiones para buscar el éxito, que por ahora nos toca cruz”. Eso sí, se encuentra “muy contento” en la estructura británica y desea “corresponder a la confianza”: “Hay españoles y latinos, excompañeros del Movistar como Jonathan Castroviejo o Andrey Amador, uso mi idioma y así resulta más fácil la adaptación. Aparte de que en el Ineos te ofrecen todas las comodidades para que sólo te dediques a los pedales. Ojalá brindemos un triunfo para alegrarnos”.