CICLISMO

Supervivientes entre dudas

Cuatro carreras españolas sobreviven en el calendario UCI, aunque son muchos los problemas. Burgos, la primera de ellas, califica como "muy complicada" su celebración.

Supervivientes entre dudas
RICARDO ORDOÑEZ DIARIO AS

Si el panorama en el calendario profesional español a principios de 2020 no era demasiado optimista, con las cancelaciones de la Vuelta a Aragón y Amorebieta por motivos económicos, la crisis sanitaria lo ha oscurecido aún más. De las 11 citas previstas antes de la pandemia, sólo cuatro sobreviven: la Vuelta, con 18 etapas y fechas en otoño, y, con menos poderío, Vuelta a Burgos, Getxo y Ordizia se agarran al nuevo programa de la Unión Ciclista Internacional (UCI).

La competición burgalesa (del 28 julio al 1 agosto) figura como la primera de nivel en el regreso de su deporte… con bastantes dudas. "Trabajamos como si se fuera a realizar, pero parece muy complicado. Primero, por las medidas que posiblemente se deban llevar a cabo, tanto de limitaciones de público y doble vallado, como de control sanitario, si hay que efectuar los test. Tenemos un presupuesto de 700.000 euros y cualquier sobrecoste resultaría difícil de asumir", explica Marcos Moral, el máximo responsable y también presidente del Consejo de Ciclismo Profesional.

Y es que, como tantas, depende de subvenciones públicas: "¿Cómo voy a hablar a las instituciones de más dinero ahora?", se pregunta Moral sobre una cita cuyo futuro se decidirá en los próximos días. Está claro que tampoco es buen momento para buscar patrocinios privados, como cuenta Mikel Guinea, responsable de un Circuito de Getxo ubicado a continuación, el 2 de agosto: "Se han caído patrocinadores, aunque si apretamos todavía podríamos salir". Siempre que las restricciones sanitarias lo permitan, porque actualmente existe una norma de cuarentena para los extranjeros que afectaría a la participación. “Se trata de una edición importante (75ª), pero no tiene sentido sin espectáculo deportivo”.

José Luis Sanz, director de Ordizia, recolocada el 12 de octubre, se lo toma de otra forma. "Queremos que se celebre, aunque sea de urgencia. Será nuestra edición 97, sólo la anulamos en 1936 y 1937 por la Guerra Civil. Pocas pruebas en el mundo tienen esta continuidad y no deseamos perderla". Si la factura que 2020 pasará a las carreras nacionales es grande, la situación se presenta igual de desalentadora para 2021.