TOUR DE FRANCIA

Froome deja la puerta abierta a correr el Tour sin público

El británico acepta dicha medida "si es lo que necesita este año la carrera". Por su parte, Roglic afirma no tener "planes concretos" todavía.

Chris Froome rueda junto a Mikel Landa y Romain Bardet en el Col du Portet en el Tour de Francia 2018.
JESÚS RUBIO DIARIO AS

Chris Froome (Ineos), cuatro veces ganador del Tour de Francia, se plantea la posibilidad de que el Tour 2020 se dispute sin público, hecho que habría que aceptar, según el ciclista británico, "si es lo que necesita este año la carrera" para que se pueda celebrar.

El Tour, programado para las fechas entre el 29 de agosto y 20 de septiembre, deberá esquivar las medidas implementadas por el gobierno francés en la lucha contra la COVID-19, en particular la prohibición de eventos que involucren a más de 5,000 personas, que debe terminar, por ahora, el 31 de agosto.

Froome se pregunta en las redes sociales si los organizadores lograrán evitar que los espectadores se junten durante el Tour, y es consciente de que no serán "testigos de las escenas habituales, con estos impresionantes túneles de espectadores en el camino".

No obstante, considera el también ganador del Giro 2018 y de la Vuelta en 2011 y 2017, que " tal vez esta es la versión de la carrera" que se necesita este año. El líder del Ineos, herido gravemente en junio de 2019 después de caer en el Criterium du Dauphiné, también recordó que este período de encierro no ha sido desfavorable para él en relación al resto del pelotón.

"En mi convalecencia, pasé seis horas al día entrenándome en casa. Se podría decir que me he estado preparando para este encierro durante meses, así que creo que fue más fácil de soportar para mí que para otros corredores ".

Roglic: "Todavía no tengo planes concretos"

El esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma), ganador de la Vuelta 2019, espera correr el Tour de Francia con las más altas aspiraciones, pero después de su confinamiento en su residencia de Mónaco asegura no tener aún planes concretos. "He hablado con mi entrenador, pero todo es muy incierto. Las fronteras están cerradas, así que no sé qué va a pasar. Realmente me gustaría prepararme en las montañas".

Ante todo, Roglic desea "especialmente que el virus se extinga en toda Francia, lo que significaría que el mundo está en mejor situación de lo que está hoy, pero lo que sucederá después, no lo sé", dijo en Eurosport.

De momento, compás de espera para el ciclista de Zagorje ob Savi, quien a sus 30 años espera conquistar el Tour de Francia, en principio previsto entre el 29 de agosto y el 20 de septiembre. "Todavía no tengo planes concretos, hay que esperar cómo vienen los acontecimientos", asegura.