CICLISMO

El Tour, sin salida: Francia no permitirá eventos hasta julio

Macron alarga el confinamiento y no habrá actividad "con grandes audiencias" hasta mediados de julio. La salida es el 27 de junio. El plan se revisará cada dos semanas.

El Tour 2020, en peligro por el coronavirus.
JESUS RUBIO DIARIO AS

Emmanuel Macron se dirigió a los franceses este lunes por la noche para analizar la situación que atraviesa Francia debido a la pandemia de coronavirus. La medida más importante fue la ampliación del confinamiento hasta el 11 de mayo. Además, el presidente fue dando una serie de fechas que seguirán para volver a la normalidad. En lo que concierne al deporte, el presidente aseguró que "los principales festivales y eventos con gran asistencia no podrán celebrarse al menos hasta mediados de julio". Eso sí, también matizó que cada caso lo revisarán "quincenalmente".

De mantenerse la prohibición hasta esa fecha, el Tour de Francia sería el principal perjudicado (Roland Garros previsto del 24 de mayo al 7 de junio ha sido pospuesto a septiembre). La ronda gala tiene previsto arrancar el 27 de junio en Niza y finalizar en París el 19 de julio, por tanto no sería posible iniciarlo. Pese a las fechas comunicadas por Macron, la organización del Tour de Francia no ha emitido ningún comunicado oficial mientras estudia la situación. Aunque se reabrirán las escuelas, no ocurrirá igual con bares o restaurantes, lo que hace inviable la logística de una ronda que recorre toda Francia. ASO, empresa organizadora, ya dijo 'no' a la propuesta de la ministra de Deporte de realizar la prueba sin público.

El ciclismo está parado desde el 14 de marzo, cuando se suspendió la París-Niza tras la penúltima etapa. Desde ese momento se han ido cancelando el resto de carreras y, precisamente, el Tour de Francia iba a ser la que reactivara la competición World Tour. En las últimas horas, desde Francia se comenzó a apuntar que los organizadores también contemplan la opción de que retrasarlo un mes, quedando así del 25 de julio al 16 de agosto. En ese supuesto, la gran perjudicada sería la Vuelta a España, que tiene previsto su inicio el 14 de agosto, dos días antes del hipotético final del Tour. Las dos son propiedad de la empresa ASO.