CICLISMO

El Ineos de Froome y Bernal no correrá por el coronavirus y la muerte de Portal

El equipo anunció que no correrán hasta el próximo 23 de marzo tras la muerte de Nicolas Portal y la renuncia de otros equipos por el coronavirus. Volverán en la Volta a Catalunya.

Dylan van Baarle, del Ineos, lidera el pelotón durante la vigésima etapa del Tour de Francia 2019.
GONZALO FUENTES REUTERS

El equipo Ineos, donde militan entre otros Chris Froome, Egan Bernal o Geraint Thomas, ha anunciado que se retira temporalmente de todas las carreras hasta la Volta a Catalunya del 23 de marzo a causa del coronavirus.

De esta forma la escuadra británica no acudirá a las siguientes pruebas: Strade Bianche, París-Niza, Tirreno-Adriatico, Milán-San Remo, Nokere Koerse y Bredene Koksijde Classic.

"Hemos notificado a la UCI que no competiremos en ninguna carrera durante este período dado el conjunto de circunstancias al que nos enfrentamos después de las trágicas noticias de ayer sobre Nico Portal, claramente reconocemos que también existe una situación muy incierta con el coronavirus".

El equipo explica que pretende "ante todo cuidar a los miembros de nuestro equipo, sus familiares y amigos, que están afligidos por un compañero de equipo muy querido y cuyo funeral se llevará a cabo en los próximos días".

Pero el Ineos reconoce su deber de "atención médica para los ciclistas y el personal en lo que es una situación rápida y desafiante con el coronavirus. "Hemos aceptado el consejo médico y reconocemos que estos son tiempos excepcionales para todos, más allá del ciclismo".

Según Sir Dave Brailsford, director del equipo, el momento es especialmente delicado por la pérdida del director Nicolas Portal, fallecido el pasado martes a la edad de 40 años. "Me gustaría agradecer a todos sus mensajes después de las trágicas noticias de ayer. Realmente han significado mucho para todos nosotros mientras tratamos de aceptar esta terrible noticia. Nico significaba mucho para todos nosotros".

"El ciclismo es un deporte de movilidad. Tenemos el deber de cuidar tanto a nuestros corredores como a nuestro personal, pero también a las personas que viven en las áreas donde competimos. No queremos estar en una posición en la que nuestros corredores se infecten o se pongan en cuarentena potencialmente en la carrera como ya sucedió". "Igualmente, somos muy conscientes de que estos son tiempos difíciles para todos los servicios de salud locales y no queremos ejercer ninguna presión o carga adicional sobre ellos cuando todo su enfoque debería centrarse correctamente en su propia población local", añadió.