CICLISMO | VUELTA A ANDALUCÍA

Mikel Landa: "Ahora tengo la ocasión de correr sólo para mí"

Landa (Murgia, 30 años) debutó con el Bahrain en 2020 con un segundo puesto en Andalucía. El vasco repasó su carrera y habló de su futuro con AS.

Mikel Landa: "Ahora tengo la ocasión de correr sólo para mí"
MARIANO POZO

¿Qué tal los primeros meses con el Bahrain-McLaren?

Muy bien, contento. Es un gran equipo, no se trata de una estructura nueva, sino que ya había una buena base anterior, pero la entrada de McLaren lo ha revolucionado todo un poco y nos sentimos muy ilusionados.

Afortunadamente el atropello que sufrió el 1 de febrero quedó en nada y se estrena en la Vuelta a Andalucía.

Por suerte no me rompí nada, sólo un susto tremendo y muchos golpes, se me inflamó el cuerpo, especialmente la espalda y el costado. Sin embargo, vivir una circunstancia así resulta demasiado desagradable. Aunque que te arrollen puede ocurrir por un despiste, un accidente involuntario o lo que surja, que te abandonen ahí tirado en medio de la carretera, que se marcharan sin socorrer… eso no quería creérmelo. Me preocupa y me parece feísimo que algunas personas actúen de esta manera.

El conductor se fugó y dio positivo en drogas. ¿Qué se debe cambiar para evitar ese tipo de comportamientos?

Quizá casos extremos como el mío sean muy complicados de controlar y solucionar. Para los demás, sentido común. Por mucho que se respete el metro y medio, que llevemos luces, que tanto vehículos como ciclistas guardemos las normas, un percance no te lo quita nadie en un momento dado. Así que seguir las reglas de circulación y sentido común.

¿Cómo es que ha pasado por el Astana, Sky, Movistar y ahora Bahrain, cuatro de las escuadras más potentes del pelotón, sin permanecer más de dos años en ninguna? Está claro que le han valorado, ¿pero hubo poca paciencia o falta de adaptación?

Son los contratos que firmé, de dos temporadas. He tenido mucha suerte de pertenecer a esos equipos, aunque mis condiciones me ayudaron a llegar ahí. De todos aprendí y saqué bastante experiencia. Ahora me encuentro muy motivado en Bahrain para poner en práctica ese bagaje.

En el Movistar dice que se agobió.

Sí, era muy difícil sacar partido de las oportunidades cuando estábamos siempre corriendo tres líderes (Nairo Quintana, Alejandro Valverde y él) y luego con Richie (Carapaz), cada uno con sus intereses y sus ambiciones particulares. Ahora dispongo de la ocasión de revertir esa situación y de competir sólo para mí.

Desde que salió del Astana pedía galones en solitario. ¿Se considera preparado? ¿No hay dudas esta vez?

No, ninguna. Para el Tour me nombraron el líder, eso se dejó claro, lo disputaré para aspirar a lo máximo. Y en rondas de una semana compartiré ese rol, porque hay compañeros muy buenos y no pondré ningún problema. Me veo muy bien, apoyado por la escuadra.

Y desde su tercer puesto en el Giro de 2015 no ha regresado al podio de una grande. ¿Qué le ha faltado para ese paso adelante?

Probablemente más confianza o respaldo, y sobre todo perdí tiempo en las contrarreloj. En la montaña rendí bien, con los mejores. Las cronos son mi punto débil y trabajo para no ceder tanto y perfeccionar.

¿Cómo plantea 2020?

Los primeros objetivos serios, País Vasco y Ardenas. Después, el Tour. Y me gustaría que me seleccionaran para los Juegos de Tokio. En la parte final, igual la Vuelta, cuyo trazado atractivo pienso que se me adaptaría bien. Además, el Mundial será durísimo y también creo que podría desempeñar un buen papel. Se comprobará tras el Tour.

¿Y respecto a las dos temporadas firmadas con el Bahrain?

Lo dicho, me noto muy arropado. Se preocupan mucho por mí en todos los aspectos, sobre todo en la contrarreloj. Deseo sacar esa confianza en la carretera y lograr buenos resultados.

¿Cómo va encaminado el proyecto de la Fundación Euskadi, que preside?

Evidentemente, no estoy en el día a día. No obstante, contamos con una plantilla completa, con refuerzos importantes de ciclistas euskaldunes y gente como Lobato o Rubén Fernández. Se encuentran muy motivados y con ganas de conseguir algunos triunfos.

¿Participar en la Vuelta es un reto en este 2020?

Sí, lo queremos y lo necesitamos. La estructura se lo está currando, con méritos deportivos y el ascenso de categoría. Ojalá nos inviten, nos encantaría que nos llamaran.

¿Más a largo plazo?

Primero, estabilizarnos en Continental Profesional, asentarnos, rendir bien, y después estudiar si podemos crecer más o no.