CICLISMO

"El embudo del profesionalismo dejó mucho talento en el camino"

Manuel Azcona, manager del Lizarte y del debutante Kern Pharma atendió a AS antes de la temporada 2020 para analizar las expectativas de este nuevo equipo profesional español.

Manuel Azcona posa con los ciclistas del equipo Kern Pharma.
Equipo Lizarte

Manuel Azcona (Zurukuain, Navarra, 1952) puso en 1992 la primera piedra de la AD Galibier, un proyecto que se convirtió en un equipo referencia en el campo amateur, Lizarte, y que en este 2020 ha dado el salto a continental como Kern Pharma, una vieja ambición que se hace realidad como un proyecto que dará salida a mucho talento aficionado español.

- El Kern Pharma nace como un proyecto que, de momento, puede servir de salida a toda esa cantera que hacéis en la AD Galibier y el equipo Lizarte.

- A nivel personal es como llegar a la meta. Desde que monto la AD Galibier allá por 1992, siempre pensé en que algún día tendría un equipo profesional. ¡Mire si ha llovido desde entonces! He estado muy a gusto en el campo aficionado, pero ha llegado esta oportunidad y me lo tomo como un premio.

- ¿Por qué ahora? ¿Simplemente porque se presentó la oportunidad?

- Pues sí, a lo largo de la historia he tocado muchas puertas, pero ha sido Kern Pharma a los que les ha gustado nuestro proyecto y nos han brindado esta oportunidad. Sacar un proyecto así es muy complicado y no se hace cuando uno quiere, sino cuando encuentra un patrocinio tan serio como el que tenemos.

- Ya se habla de crecer desde la categoría en la que arranca el equipo (Continental, la tercera división) hasta niveles profesionales en los que optar a las grandes. Y a usted se le ve preocupado en que a eso se debe llegar con ciclistas de la cantera...

- Tanto Juanjo Oroz (mánager) como yo eso lo tenemos claro. Tenemos que mantener una unión y bastante cercana al LIzarte porque hemos demostrado que somos capaces de formar a grandes corredores. Y lo bonito en este deporte creo que es eso, ver triunfar a un corredor que ha crecido contigo desde juvenil. Esa es mi ilusión.

- Y la historia del Lizarte confirma que esa ilusión es posible.

- A lo largo de la historia hemos tenido grandes corredores. Desde Beloki, Claus Moller... a Carapaz, Amador o Marc Soler. Creo que pueden rondar los 70 corredores que hemos pasado a profesionales. Ahora mismo habrá en activo unos 24. Y nombres, como los que ya he citado, que son verdaderas estrellas. Eso demuestra que lo estamos haciendo bien y ahora, con Kern Pharma, no vamos a cambiar.

- Los que han llegado son de sobra conocidos. ¿Y los que no podían llegar y no tuvieron la oportunidad?

- Esa era una de las grandes razones para luchar por esto. Era algo que hablábamos constantemente, porque tengo muchísimos ejemplos de jóvenes que habrían sido grandes ciclistas, con mucha calidad, que sólo necesitaban una oportunidad. Pero se quedaron en ese embudo que es pasar a profesionales.

- ¿Se ve con este proyecto corriendo una grande?

- ¡Claro! No sé hasta dónde vamos a llegar, pero uno de nuestros objetivos lo hemos heccho público: en tres, cuatro o cinco años estar corriendo las mejores carreras del mundo.