CICLISMO

Greipel: "Si corriera por dinero seguiría en el Arkéa"

El esprinter, fichado para 2020 por el Israel, asegura que si sólo le importase su sueldo se habría quedado en el equipo francés y habría hecho de 2020 "unas vacaciones".

Greipel
Twitter: @diegovos_

"Si corriera por dinero, me habría quedado en el Arkéa y habría hecho de 2020 unas vacaciones". Eso dice a Cycling Weekly André Greipel, uno de los 17 fichajes del Israel Start-Up Nation para su asalto al World Tour, tras una temporada bastante discreta en la escuadra francesa. 

El Gorila de Rostock, 37 años ya, sólo pudo celebrar un triunfo, en la sexta etapa de la Tropicale Amissa Bongo, y ha acabado dejando el equipo antes del final de su contrato."No quiero hablar de eso. Sin comentarios. Afortunadamente me han permitido desligarme del contrato", afirma el alemán respecto a su última etapa. 

"Quiero competir, no sólo ponerme el dorsal. Volver al nivel que tenía", continúa Greipel, que además confiesa haber estado afectado en su rendimiento durante la primera mitad del año por una bacteria estomacal. En su aventura israelí le acompañarán dos germanos procedentes de la estructura del Katusha-Alpecin, que ha absorbido el Israel para llegar al máximo nivel. Serán Nils Politt y Rick Zabel, este último previsiblemente parte del tren encargado de guiarle en las volatas: "Tenemos un tren potencialmente bueno, pero tenemos que empezar a practicar juntos ya". 

Greipel aún no tiene claro su calendario. Ni siquiera si correrá el Tour. Afirma que primero buscarán resultados "con Nils (Politt) en las Clásicas" y que todo lo demás "está abierto" y supeditado "a cómo empiece la temporada".