Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Hoy en As
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Euroliga
FINALIZADO
B. Munich MUN

77

Zenit San Petersburgo ZEN

69

FINALIZADO
Asvel Villeurbanne AVI

89

Milan MIL

82

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
FINALIZADO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Willem II Willem II WII

2

VUELTA A ESPAÑA

El saltador de esquí que quiso triunfar sobre la bici

Roglic conquista su primera grande tras sólo seis años como profesional. Con 29 años, es el primer esloveno en ganar un gran ronda de ciclismo.

El saltador de esquí que quiso triunfar sobre la bici
EFE

Una sonrisa amplia se dibujó en el rostro de Primoz Roglic (Zagorje ob Savi, Eslovenia, 29 años) cuando subió al podio de Cibeles como ganador de la Vuelta 2019, la primera grande de su carrera y también para su país, Eslovenia. Una sonrisa que había guardado durante la carrera (“lo hacía en secreto”) y que sólo se le escapaba cuando veía entre el público a su mujer Lora cuidando de su hijo, aún de meses, Lev. El del Jumbo había transmitido una imagen de frialdad desde que su exhibición en Pau, en la crono, le aupó al liderato. Concentración para que no le ocurriera lo mismo que en el Giro de Italia (en el que se la última semana le bajó a la tercera plaza) y confirmarse como uno de los corredores del año: 11 victorias incluidas las generales de UAE, Tirreno, Romandía y la ronda española.

Todo un logro para un corredor que lleva seis años dedicándose al ciclismo. En Eslovenia, país de apenas dos millones de habitantes que igual te saca un puñado de jugadores de la NBA como estrellas de fútbol como Jan Oblak, Roglic se decidió por uno de los deportes más populares: los saltos de esquí. Llegó a ser campeón del mundo júnior, pero un accidente le hizo entender “que nunca sería el mejor”. “Y cambié los esquís por la bici, pasé por amateur y luego hasta donde estoy ahora. No he vuelto a saltar desde 2012”.

Tras correr en el Adria Mobil local y brillar en el Tour es, Azerbaiyán y China, el Jumbo se fijó en él y le incorporó tras convencer en las pruebas. Ingresó en el World Tour en 2016 como un desconocido, pero su capacidad contra el crono (se estrenó con el Jumbo ganando la crono del Giro) y desenvolverse a la vez bien en las montañas, le empezó a configurar como un corredor importante: tiene 33 victorias como profesional, 21 de ellas en la máxima categoría incluidas etapas en las tres grandes.

El Tour. Renovado por el Jumbo-­Visma hasta 2023 durante esta Vuelta (no le faltaban pretendientes), el esloveno ya cuenta con otros objetivos dentro de una estructura como la holandesa que está trabajando e invirtiendo para convertirse en uno de los dominadores del World Tour, por mucho que quieran evitar comparaciones con el Ineos. “¿El Tour, por qué no?”, afirma cuando se le coloca como candidato a la ronda francesa, aunque vaya a tener la competencia de otro líder con la llegada de Tom Dumoulin. En el Jumbo no ven ningún problema: “¿O lo es tener a los mejores corredores del mundo?”. Primoz Roglic lo es y ya tiene su primera grande.