TOUR DE FRANCIA

La etapa del Aubisque, en peligro por desprendimientos

La 19ª etapa, de 200 kilómetros entre Lourdes y Laruns podría ver alterado su recorrido a raíz de una serie de corrimientos de tierras que han dañado la carretera en el Aubisque.

Imagen de la carretera del Col d'Aubisque entre Gourette y Eaux-Bonne con desprendimientos.
B. Thouary Météo Béarn et Pays Basque

Faltan poco más de dos semanas para el inicio del Tour de Francia (7-29 de julio) y la organización de la ronda gala debe buscar una solución a una de las etapas decisivas de la carrera: la jornada pirenaica de 200 kilómetros entre Lourdes y Laruns, que se disputará el 27 de julio, y en la que se subirán Aspin, Tourmalet, Bourdères y Aubisque, que puede ver afectado su recorrido inicial a causa de desperfectos en la carretera.

El principal incidente ha tenido lugar en el Col d'Aubisque, la última gran subida del Tour de Francia 2018, que los ciclistas coronarán a 20 kilómetros de la meta de Laruns. En el tramo de descenso, entr Gourette y Eaux-Bonne, la semana pasada se desprendió parte de la carretera a causa del agua acumulada por las constantes lluvias.Esto ha provocado que la carretera esté cortada y uno de los carriles haya desaparecido en ese tramo a causa del corrimiento de tierras.

Pese a la gravedad del asunto, aún se desconoce si el recorrido será desviado o si las obras que se realizan a contrarreloj permitirán que la carrera pase por este tramo. En declaraciones recogidas por el medio La République des Pyrénées  Gilbert Payet, prefecto de los Pyrénées-Atlantiques, confía en que la carrera mantenga su recorrido original. "¡No, la Prefectura de Pyrénées-Atlantiques no ha pedido una modificación del recorrido del Tour de Francia!" Habrá que esperar cómo marchan las obras para ver si el pelotón puede llegar a Laruns por el Aubisque o si bien se modifica el final de la etapa pirenaica.