TOUR | QUINTA ETAPA

Suspendidos dos de los nueve tramos de pavés previstos

La lluvia ha obligado a la organización a suspender dos sectores adoquinados, el de Orchies, el quinto planificado, y el de Mons-en-Pévèle, séptimo.

0
Suspendidos dos de los nueve tramos de pavés previstos
TWITTER FELIX MATTIS

La presión de gran parte del pelotón (los ciclistas bombardearon Twitter con imágenes de los tramos de pavés encharcados) ha provocado que el Tour suspenda dos sectores adoquinados de los nueve previstos: el quinto, Orchies-Beuvry, y el séptimo, Mons-en-Pevele, dos de los de mayor dificultad. De esta forma, los 15,4 kilómetros anteriores se convierten en sólo 13 de piedras. El total de la etapa también se reduce de 155,5 a 152,5.

Así comunicó la organización su decisión: "Debido a las condiciones climáticas adversas, que originaron algunos tramos impracticables, el programa de pavés de la quinta etapa se reduce a 13 kilómetros, después de la supresión de Mons-en-Pevele y Orchies. El cambio de recorrido implica que la distancia de la jornada pasa a ser ahora de 152,5 kilómetros".

Algunos especialistas en los adoquines, como Vanmarcke, Terpstra o Cancellara, mostraron también su disconformidad por verse perjudicados con este nuevo plan: "Todos los sectores deberían permanecer intactos. Sabíamos que existía el riesgo de lluvia, y así hemos corrido este tipo de pruebas sin riesgos para los ciclistas. Cuando en otras ocasiones ha habido mal clima, no se han eliminado puertos del trazado".