NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ORLANDO MAGIC

Banchero: “En Duke me sentí como un animal de zoo”

Paolo Banchero recuerda algún episodio molesto en su único año en la NCAA, en la Universidad de Duke, ahora que empieza a destacar en la NBA.

Actualizado a
Banchero: “En Duke me sentí como un animal de zoo”
Rich StorryUSA TODAY Sports

La nueva generación de la NBA, la de 2022, viene marcada, de manera indudable, por su número uno. Paolo Banchero, un jugador estadounidense de antepasados italianos al que próximamente veremos en la esfera de FIBA, es uno de los reclamos como cara fresca de la Liga. Fue elegido por Orlando Magic en la posición más ventajosa del pasado draft y ha empezado a hacer buena esa elección destacando en un conjunto que, por otra parte, no tiene grandes aspiraciones deportivas hasta que sus piezas de menor edad vayan encajando y se apueste por ellos para un salto en la tabla.

Banchero era un prometedor jugador interior antes de llegar hace un año a Duke, en el año del esperardísimo relevo de Mike Krzyzewski al frente del banquillo y tomando la alternativa Jon Scheyer, pero en los Blue Devils siempre hay expectativas enormes al ser una de las fuente más saludables del país en las que a prospects de baloncesto se refiere. Y el jugador criado en Seattle, ahora con 19 años, ha comentado recientemente la adaptación y mentalización que hay que hacer para aguantar en la NCAA a un nivel alto sin que se note que la experiencia es de las cualidades que no se tienen.

RELACIONADO | Banchero acepta a Italia

En el podcast de su compañero R.J. Hampton, llamado ‎Young Person Basketball Podcast, Banchero relata su visión de la etapa universitaria en sus circunstancias:

“En el instituto puedes estar bien arriba en las listas pero todo el mundo te conoce porque creces allí. Nadie te mira como esa gran superestrella, a mí me miraban como Paolo. En esa etapa podías ir al centro comercial, a comer donde fuera, y estaba bien, no iba a ser molestado nunca. Pero al ir a Duke todo es totalmente diferente. Te tratan como una celebridad si juegas al baloncesto. Me llevó bastante hacerme a todo aquello, pero también me ayudó a prepararme para llegar a esta liga”

”A veces te sientes como un animal de zoo. En clase les veía susurrar sobre mí, se te quedaban mirando... Y pillé a varias personas tratando de grabarme sin que me diera cuenta”

“Estaba tratando de llevar un perfil bajo. No salía mucho, sólo me divertía un poco. Y la gente se empezó a enterar de dónde iba, dónde me quedaba, sabían cómo era mi coche, empezaban a traer a familiares a golpear mi puerta. Sería una mañana de domingo en la que me tocaron y dijeron: ‘Sólo quería saludarte’. La gente se hacía fotos posando enfrente de la puerta de mi habitación, una cosa loca”

Banchero sólo duró un año en Duke y se coló en la primera plaza del Draft 2022 de la NBA en una pugna hasta última hora con Chet Holmgren (Thunder) y Jabari Smith (Rockets). En base a su inicio de temporada, en el que promedia 21′8 puntos, 7′6 rebotes y 3′6 asistencias tras ocho pruebas pasadas, comienza a aparecer en las quinielas del Novato del Año junto a Keegan Murray (Kings) o Benedict Mathurin (Pacers). En Orlando se ha juntado con otros jóvenes valores para los próximos años, tales como Jonathan Isaac, Mo Bamba, Wendell Carter, Bol Bol, Franz Wagner o el esperado Markelle Fultz -número uno, como él, pero en 2017- para formar uno de los equipos con más aspiraciones a medio plazo si los más inexpertos mejoran como se espera de ellos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?