SELECCIÓN ESPAÑOLA (M)

La explosión de Pradilla

El ala-pívot zaragozano es una de las novedades de la Selección tras cuajar un último mes espectacular con el Valencia Basket y seducir a Scariolo en el PalaDozza de Bolonia.

0
Jaime Pradilla, durante un entrenamiento en Guadalajara.
ALBERTO NEVADO

Una de las atracciones de esta primera Ventana del curso 2021-22 es Jaime Pradilla (20 años, 2,05). El ala-pívot zaragozano llega a la Selección Absoluta después de haber subido todos los peldaños de las categorías inferiores, habiendo logrado varios títulos, como los oros en campeonatos de Europa logrados categorías Sub-16, en 2016; y Sub-18, en 2018. Scariolo hace tiempo que tiene en cuenta al jugador del Valencia Basket pero, tras comprobar la explosión de su nivel de juego en el último mes, el seleccionador le ha llamado a filas para los partidos contra Macedonia y Georgia.

La exhibición que dio el ala-pívot en el PalaDozza de Bolonia, con Scariolo en el banquillo rival, no pasó desapercibida para el italiano. De hecho, allí marcó su récord de rebotes (8) y asistencias (4) en la Eurocup, además de ser protagonista en la remontada de su equipo que perdía por 21 puntos y acabó ganando el partido. "Tuve suerte de que me saliera un buen partido y el seleccionador me viera tan de cerca. En ese momento sólo pensaba en remontar con mi equipo y no en una posible llamada de Scariolo pero seguramente este partido ayudó a que tomara la decisión", reflexiona Pradilla.

El aragonés llega a la concentración de Guadalajara exultante, en juego y números. En la Liga Endesa marcó su tope anotador el pasado sábado (21 puntos) ante el Bilbao Basket. Y en Eurocup es donde está brillando todavía más. Pradilla es el jugador de toda la competición con mejor porcentaje en tiros de dos (85,7%) y también en tiros de campo (80%). Además, está entre los mejores de la Eurocup en rebotes ofensivos capturados (11), una de sus especialidades.

A sus 20 años, Pradilla ha explotado en esta temporada. La decisión del Valencia de conformar un roster de sólo 12 jugadores y las lesiones de algunos de sus compañeros (Claver, Dubljevic o Tobey) le han allanado el camino. "Es cierto que las lesiones de algunos compañeros me han hecho jugar más minutos", asegura. Pero su principal mutación en su juego en este curso viene dada por la llegada de Joan Peñarroya al banquillo taronja: "Peñarroya está sacando lo mejor de mí. Él me ha potenciado esa mentalidad competitiva que yo tengo. Si vas perdiendo, remontar; si vas ganando de 5, querer ganar de 10; si vas de 10, de 15; y así...".

El próximo viernes escuchará, en Macedonia, por primera vez el himno nacional con la camiseta de la Selección Absoluta, algo que le hace especial ilusión: "Si escucharlo con las categorías inferiores ya es un orgullo tremendo, hacerlo con la Absoluta va a ser una descarga de adrenalina tremenda".

Serán dos partidos de clasificación para el Mundial de 2023, pero el siguiente reto de España será el Eurobasket, en septiembre de 2022. Y en esa Selección, a pesar de que ya estarán los NBA y los Euroliga, Pradilla quiere hacerse un hueco. "Estos partidos pueden ser un trampolín. Que te vean entrenar y competir aquí a diario puede ser importante a la hora de que el seleccionador elija a los jugadores de cara al Eurobasket", termina.