NEW ORLEANS PELICANS

Willy Hernangómez se muestra en el momento indicado

El pívot español busca hueco en la rotación y responde a la primera buena oportunidad que le da Willie Green. Pero todavía falta Zion Williamson.

0

Willie Green está empezando a mover la coctelera y no parará hasta que su equipo, New Orleans Pelicans, empiece a dar mejores resultados. Su temporada hasta ahora es de las peores entre los equipos de la Conferencia Oeste, colocándose concretamente el segundo por la cola y sólo superado en el caos por los Rockets. Se preveía que fuera una campaña con altibajos y en la que fuera difícil pelear por estar entre los ocho mejores, pero quizá no tanto. Green, entrenador de primer año si nos atenemos a su puesto como principal del banquillo, empieza a quedarse muy desprotegido por las derrotas que arrastra y su plantilla está ayudando poco. Jonas Valanciunas parece el único, Brandon Ingram no ha destacado desde que debutó en temporada tras una lesión y Zion Williamson continúa recuperándose en medio de un clima tenso que rodea su estatus en la franquicia. 

En este contexto se está moviendo Willy Hernangómez justo después de renovar su contrato y asegurarse lo que queda de este año y dos más en la NBA. Hay seguridad laboral para el español de 27 años, lo que no hay son minutos en la pista. Al menos hasta ahora. Hasta su partido de esta pasada madrugada frente a los Timberwolves había participado en sólo 4 partidos de los 18 de los Pelicans, todo derrotas y todo ratos sin importancia. Salía a algo más de 5 minutos por cita, pero como si nada. Estaba fuera. Ahora todo puede cambiar. La suerte también está para aprovecharse de ella. En el último encuentro disputado se juntó que el entrenador confió en él como segundo pívot, adelantando a Hayes como suplente, y que Valanciunas, el titular, jugó poco debido a problemas de faltas para que Willy pudiera llegar a una buena cifra de minutos, 22, y lo transformara en producción positiva: doble-doble (19+11) y sólo un fallo en tiros de campo (8/9). 

A Willy le queda seguir convenciendo a su nuevo entrenador, pero puede estar ya en el camino. Su rival por posición es Hayes, no hay ninguna remota opción de que legue a ser titular salvo que su nivel salte a ser el de Shaquille O'Neal cuando llegó a los Lakers. Pero en su papel ha demostrado que puede dar más si se le da más a él. El encaje de Zion Williamson como pívot, porque se asume que jugará minutos en esa posición, le puede restar tanto a él como al titular, Valanciunas, pero llegar al momento en el que la megaestrella salida de Duke regrese a las pistas como opción principal desde el banquillo puede hacer que Willy se cuele en la rotación para un buen tiempo, algo que no estaba pasando hasta ahora. 

El pasado año, con una estructura similar (estaban Adams, Bledsoe o Ball, ahora Valanciunas, Satoransky o Temple), se reivindicó para sacarle minutos de juego a Stan van Gundy. Se situó en 9,7 puntos de media cuando jugaba 20 minutos o más y 9,2 puntos cuando estaba 10 minutos o más, mejor que Hayes. Con ello le dio para continuar en la NBA, pero tiene que rehacerse de nuevo. En el momento indicado el mayor de los Hernangómez saca, otra vez, las garras. 

RELACIONADO | Una nueva derrota que sí cambia la perspectiva con Willy