PRETEMPORADA NBA | LAKERS 94 - 123 SUNS

Los Lakers no levantan cabeza

Cuarta derrota en cuatro partidos para los Lakers en pretemporada. Chris Paul fue el mejor para unos Suns que pasaron por encima de sus rivales.

0
Cuarta derrota en cuatro partidos para los Lakers en pretemporada. Chris Paul fue el mejor para unos Suns que pasaron por encima de sus rivales.
CAROLINE BREHMAN EFE

La pretemporada de los Lakers está siendo un claro ejemplo de todo lo que puede salir mal con los angelinos. Lesiones (primero Trevor Ariza y ahora Malik Monk), un equipo veterano que no defiende, la peor versión de Westbrook y muchas cosas por hacer sin muchas posibilidades de cambios. De momento, Frank Vogel cuenta con la ya conocida baza de que esto es pretemporada y, claro, también con eso de que no está contando con LeBron James, vestido de traje en el banquillo y con un descanso muy grande para que llegue en la mejor forma posible a su 19ª temporada en la NBA. Y sí, es cierto que no sabremos con exactitud la respuesta que esta plantilla será capaz de dar en unas semanas. Pero, de momento, las cosas no van bien. Y la situación, lejos de ser alarmante, podría ejemplificar lo que está por venir.

Chris Paul anotó 15 puntos y bailó con la defensa angelina, que nada pudo hacer ante el poderío del base, curtido en mil batallas y muy propenso a pasearse ante defensas más débiles y enclenques. Además, otros cuatro jugadores de los Suns llegaron a los dobles dígitos en anotación, con 13 tantos de Landry Shamet, 12+9 de JaValee Mcgee, 12+9 de Jalen Smith y 11+9 de DeAndre Ayton. Números casi idénticos en rebotes y anotación que demuestran el dominio interior del equipo de Monty Williams ante un equipo que, recordemos, tiene a Dwight Howard, Anthony Davis, DeAndre Jordan, Carmelo Anthony y jugadores exteriores que suelen (suelen) rebotear mucho y mejor que sus rivales.

En los Lakers no hubo nada. Cuarta derrota y casi cuarta paliza para ellos (Nets, Suns, Warriors y otra vez Suns), con sensaciones pésimas y sí, insistimos, margen para mejorar. Pero también, insistimos, una plantilla que llega con roles definidos del pasado, a los que les va a costar daptarse al presente y que va a contar con una paciencia excesivamente limitada por parte de los aficionados, que quieren ver ganar a esa conglomeración de estrellas. Ante los Suns, 19 puntos de Davis y 17 de Carmelo. Y ya. Sencillamente, no hay más de donde rascar e incluso eso parece insuficiente si hablamos de jugadores que fueron parte de la élite más absoluta en un pasado bastante reciente.

Quedan nueve días para que de comienzo el curso baloncestístico 2021-22. Hasta entonces, los Lakers volverán a jugar con los Warriors (con los que debutan el día 20) y harán lo propio con los Kings. Viajes cortos, todos dentro de los parámetros de la Conferencia Oeste y ante rivales a los que se van a encontrar en repetidas ocasiones durante la campaña. Ese será el tiempo que tienen para enderezar las cosas y no entrar en bucles en los que Westbrook, cómo no, ha caído de nuevo. A los reproches de analistas y periodistas ha contestado al final del partido eso de "ya me diréis cuando reparta 20 asistencias...". Mucho ego para apenas 8 puntos, 3 de 12 en tiros de campo y 5 asistencias en casi 26 minutos de juego.

Y, en medio de todo eso y de las lesiones (algo clave para ellos, más que nunca, esta temporada), las burlas empiezan a sucederse. James Ennis, jugador de los Suns, ha puesto un jocoso tuit en redes sociales en el que decía algo así como "yo sí defiendo, fichadme". Los analistas hablan de los problemas de Westbrook para estar dentro del esquema de juego de un Vogel que da una importancia a la defensa, Howard y Rondo tienen dos años más que en 2020, cuando fueron claves en la consecución del anillo y todo pasa, otra vez, por el estado físico de Davis (no se puede juzgar todavía) y, obviamente, el de LeBron. La estrella cumple 37 años el 30 de diciembre, pero si está sana, todo es posible. Porque sí, las sensaciones son malas. Pero esto es solo la pretemporada. Insistimos.