ACB

Muchas caras nuevas: así están Madrid y Barça ahora mismo

Tanto el club blanco como el azulgrana empiezan a perfilar sus plantillas de cara al próximo curso. El trasvase mutuo, lo más llamativo del mercado.

Muchas caras nuevas: así están Madrid y Barça ahora mismo
Diario AS

En los despachos, la temporada 2021-22 lleva en marcha desde hace mucho. Sin ir más lejos, el Real Madrid ataba a Thomas Heurtel en enero, el mismo mes en el que se desvinculaba del Barcelona. Su camino, cambiar uno de los gigantes del baloncesto español por el otro, puede terminar siendo un trayecto muy concurrido en el presente verano. Un mercado al que ambas entidades llegan tras cursos muy distintos, pero con un mismo objetivo: reinar en todas las competiciones. El conjunto de Pablo Laso, por primera vez en la era del entrenador vasco, se ha quedado sin ninguno de los tres grandes títulos: ni Copa ni Liga ni Euroliga. La Supercopa, conquistada en septiembre, es el único trofeo que la entidad ha añadido a su museo este año. El vigésimo para Laso. De ese quinteto inicial, Facundo Campazzo, para el que no se buscó recambio inmediato, y Gabriel Deck terminarían haciendo las maletas hacia la NBA. Entre el resto de jugadores, lesiones y más lesiones. Contratiempos que, intercalados y amontonados, frenaron el verdadero potencial del equipo.

Ritmo inverso al del Barça, que perdía ese primer asalto en Tenerife, pero se preparaba para una temporada ilusionante. Finalmente, lo ha sido: Copa, Liga y finalista continental. Solamente el Anadolu Efes, de donde procede su único refuerzo oficial hasta el momento, pudo parar los pies al proyecto de Sarunas Jasikevicius. En marzo, además, una bocanada de ilusión y, finalmente, también de rendimiento ingresaba en el equipo. 20 años después, Pau Gasol volvía al equipo que vio nacer su leyenda. Lo hacía con 40 años y tras estar sin jugar desde marzo de 2019, pero nada fue un impedimento. 16 partidos después en la competición nacional, ha terminado promediando 10,4 puntos y 5 rebotes, un 15,6 de valoración que, cuando se pone en correspondencia con los 15:47 minutos disputados, adquiere tintes meteóricos. No hay mejor prueba de ello que su presencia en los Juegos Olímpicos de Tokio, donde tendrá la oportunidad de dar un ¿cierre? soñado a su histórica trayectoria. Y es que ahí se encuentra una de las principales dudas en la planificación azulgrana, que, como se anticipaba en el primer párrafo, avanza al compás de la blanca.

El mercado del Real Madrid

Altas oficiales: Nigel Williams-Goss (Lokomotiv Kuban), Thomas Heurtel (ASVEL Villeurbanne) y Guerschon Yabusele (ASVEL Villeurbanne).

Bajas oficiales: Alex Tyus, Nicolás Laprovittola y Felipe Reyes (retirado).

La plantilla del Real Madrid está prácticamente cerrada. Con las llegadas de Nigel Williams-Goss y el propio Heurtel, el conjunto blanco ha conformado un trío de bases, junto a Carlos Alocén, que espera hacer olvidar los horrores de la pasada campaña en la demarcación. Ha abandonado la sala de máquinas Nicolás Laprovittola, que apunta al propio Barça, pero la posición se da por cubierta. En el exterior, eso sí, se espera la renovación de Jaycee Carroll, al que se le pretende hacer un contrato a medida, incluso, uno que le permita incorporarse al equipo con la temporada empezada, tanto para descansar como para poder seguir al lado de su familia. Williams-Goss, a su vez, también puede actuar como '2', una alternativa importante dada la confección de la plantilla. Sergio Llull, Rudy Fernández, Fabien Causeur, Jeffery Taylor y Alberto Abalde, que, como ha demostrado este curso, puede rendir en cualquiera de las posiciones exteriores, completarían los puestos de escolta y alero, con una incorporación a la espera: Adam Hanga. De nuevo, cambiando Barcelona por Madrid y, de nuevo, con mucha polivalencia al servicio del equipo. 

En el interior, aunque ya se incorporó al equipo durante el tramo final de la pasada campaña, se contará de inicio con Vincent Poirier. En sus 13 partidos como blanco, promedió 8,1 puntos y 6,8 rebotes. Junto a Walter Tavares, se espera que conforme una de las parejas más temibles de continente. De eso, justamente, llega Guerschon Yabusele, procedente del ASVEL, donde compartía pista con Moustapha Fall y donde, además, tuvo tiempo de empezar a tejer relación con Heurtel, algo que podrá seguir cultivando en los Juegos Olímpicos de Tokio, con la selección francesa. Yabusele, un ala-pívot muy físico, pero peligroso en el perímetro (38,4% de acierto en Euroliga), llega para apuntalar el interior, pero también para resguardarse ante la más que probable salida de Usman Garuba, camino de la NBA. El de Azuqueca de Henares saldrá muy bien posicionado en el Draft del próximo 29 de julio y, desde el club, se da por hecha su salida. Guerschon, ante dicha situación, también es un jugador de gran intensidad defensiva, que puede defender múltiples posiciones ('2', '3' y '4', principalmente) y con capacidad para dominar amplios espacios con su cuerpo.

El mercado del Barcelona

Altas oficiales: Sertac Sanli (Anadolu Efes).

Bajas oficiales: Artem Pustovyi (Herbalife Gran Canaria), Víctor Claver (Valencia Basket) y Adam Hanga.

Hasta el momento, sólo hay una incorporación confirmada por las oficinas azulgranas: la del pívot turco Sertac Sanli, que ha firmado hasta 2023. Verdugo del Barcelona en Euroliga, viene de promediar 7,8 puntos y 2,2 rebotes en la competición continental. En la Final Four, eso sí, se marchó hasta el 15,5+5 en 19 minutos. Refuerzo de entidad, pero solitario. De momento. Las salidas oficializadas hasta el momento y la mencionada duda de Gasol obligan a seguir rastreando el mercado. Las llegadas más próximas parecen estar en la posición de base. Rokas Jokubaitis, procedente del Zalgiris, estaría muy cerca de concretar su firma. Es el penúltimo talento lituano, un organizador de 20 años que ya tiene experiencia en la máxima exigencia europea. Es una petición expresa de Jasikevicius, que ya le tuvo bajo sus órdenes, siendo su principal valedor. En este mismo sentido, el técnico azulgrana también habría dado el visto bueno al aterrizaje de Laprovittola, el enésimo movimiento entre los dos gigantes. Un perfil muy distinto, ya de 31 años, pero que se puede complementar con las características de Nick Calathes y el propio Jokubaitis.

El apartado de bajas, por su parte, es más extenso. Las llegadas en las posiciones exteriores se deben, en buena medida, a las salidas de Leo Westermann (no oficial), que llegó para cubrir el hueco de Heurtel, y la más que posible marcha de Leandro Bolmaro, seleccionado, la temporada pasada, por Minnesota Timberwolves y en los planes deportivos de la franquicia estadounidense. En el interior, Artem Pustovyi y Víctor Claver, aunque de relevancia relativa en la rotación, también han dejado un vacío. Sobre todo, con la incógnita de Pau. En este sentido, los azulgranas podrían centrar su atención en nuevos nombres para las posiciones de alero y ala-pívot. En ellas, se han quedado sin Nikola Kalinic, que interesaba tanto a Barça como a Madrid. El exjugador del Valencia, uno de los más cotizados en el continente en su posición, ha vuelto al Estrella Roja de Belgrado, donde ya militó en la temporada 2014-15. Sin dicha posibilidad y con todos los nombres mencionados por confirmarse, las oficinas catalanas deberán ultimar su plantilla en el presente mercado, marcado, sin ninguna duda, por los vuelos Barcelona-Madrid, y viceversa.