1234PT
SER 13 10 20 19 9 71
ESP 15 12 16 19 2 64

Finalizado

EUROBASKET FEMENINO | CUARTOS

Una semifinal anticipada

España y Serbia se enfrentan este miércoles en cuartos (21:00, Tdp). Sonja Vasic (Petrovic de soltera), Yvonne Anderson y Jelena Brooks (Milovanovic antes), sus principales amenazas.

Valencia
Una semifinal anticipada
ALBERTO IRANZO DIARIO AS

El España-Serbia es un duelo típico de semifinales, pero en Valencia ha llegado un escalón antes (sigue el partido en directo en AS.com). Ambos equipos se jugaron un puesto en la final en el Eurobasket de Belgrado de 2019, en los Juegos de Río y en el Europeo de Francia de 2013. En todos ellos, el triunfo fue para la Selección. España afronta "el partido del miedo", como suelo calificarlo Lucas Mondelo, ante una Serbia que sí debería tener miedo, porque todavía no sabe cómo sienta una victoria ante las españolas: se han enfrentado en siete ocasiones y en todas ellas perdió.

Montenegro se independizó de Serbia en 2006. El baloncesto femenino en los Balcanes no andaba muy boyante por aquel entonces: su tope, desde la desintegración de Yugoslavia, que había sido plata en el Mundial de 1990, era un 11º puesto en el Europeo de 2007. Ni Mundiales ni Juegos para un equipo que floreció con la irrupción de una generación que se colgó el oro en el Eurobasket de 2015 y el bronce olímpico un año después en Río.

Marina Maljkovic, hija del legendario Boza, asumió las riendas del equipo en 2012 y un año después metió a Serbia en las semifinales europeas. Un hito para una selección que no contaba para nadie, pero que dos años después subiría a lo más alto del podio en Hungría. En ese equipo ya estaban algunas de las jugadoras que hoy retarán a España: la MVP Ana Dabovic, Sonja Petrovic (ahora Vasic), Jelena Milovanovic (Brooks de casada), Dajana Butulija, Nevena Jovanovic y Sasa Cadjo. Maljkovic se tomó un respiro en 2017 y Serbia ni se metió en el cruce de cuartos. En 2019 regresó y su equipo se colgó el bronce europeo.

Sonja Vasic, que pondrá punto final a su carrera deportiva después de los Juegos de Tokio, es la principal referente (15,3 puntos) de una selección que presume de contar con grandísimas tiradoras (la propia Vasic y Cadjo llevan un 66,7% en triples). En cambio, Ana Dabovic, importantísima en los éxitos anteriores de Serbia, se ha echado a un lado para dejar hueco a la nacionalizada Yvonne Anderson, base del Reyer Venecia (13,7 tantos). Serbia es el segundo mejor ataque del Eurobasket (86 puntos por 74,5 de España), pero su banquillo es algo más corto que el español.

El tiro exterior siempre ha sido una de las cuentas pendientes de la Selección, pero en este Eurobasket se ha convertido en una de sus mejores armas: es la más destacada en este aspecto con un 42,9% de acierto (30/70). Las incorporaciones de Maite Cazorla y María Conde (5/9 para cada una) le han sentado bien a una España que está también moviendo muy bien el balón. Con dos bases en pista la mayor parte del partido es la que más asistencias reparte (23). Una semifinal anticipada entre los dos equipos con más corazón de este Eurobasket.