REAL MADRID

Rodions Kurucs, un ex del Barça en los planes del Madrid

El alero letón de 2,06 m dejó el Barça en 2018 para marcharse a la NBA. Los azulgrana conservan sus derechos, pero podrían negociar. Es jugador de formación.

NEW YORK, NEW YORK - OCTOBER 25: Rodions Kurucs #00 of the Brooklyn Nets celebrates his three-pointer in the first half of their game against the New York Knicks at Barclays Center on October 25, 2019 in the Brooklyn borough of New York City. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and or using this photograph, User is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement.   Emilee Chinn/Getty Images/AFP
Emilee Chinn AFP

El alero letón Rodions Kurucs (2,06 m y 23 años) están en los planes del Real Madrid, según desvela el periodista Ignacio Ojeda, que informa de un gran interés por parte del equipo blanco. Kurucs, nacido en 1998, se marchó a la NBA con solo 20 años en 2018, el mismo verano que Doncic, después tres temporadas en el club azulgrana y sin apenas minutos con el primer equipo culé. En la última campaña, la 2017-18, en la que a partir de diciembre ya era considerado jugador de formación y no ocupaba plaza de extranjero, solo disputó 6 partidos y 43 minutos en la ACB. De ahí que dijera, al poco de llegar a los Brooklyn Nets, que “por fin” estaba disfrutando del baloncesto.

El interés blanco por Kurucs vendría para completar un puesto que quedó vacante tras la salida de Gabriel Deck a la NBA, un alero alto que pudiera jugar también en determinados momentos como ala-pívot.

La marcha de Kurucs se pactó después de que el Barça aceptara recibir una cantidad próxima a los 700.000 euros y mantuviera sus derechos ante una posible vuelta a Europa. Si el Madrid lo quiere ahora, tendrá que negociar con el Barça, que podría estar receptivo dada su mala situación económica, o presentar una oferta y confiar en que los azulgrana, que no han mostrado interés por el jugador, no la igualen.

Kurucs se encuentra sin equipo tras ser cortado el pasado 12 de mayo por Milwaukee Bucks, en una temporada en la que su salario en la NBA ha sido de 1,78 millones de dólares brutos. Llegó a la Liga profesional en 2018, a unos Nets donde brilló especialmente en su año de rookie con 8,5 puntos en 20,5 minutos de media durante 63 partidos. En la segunda campaña, su protagonismo descendió (4,6 puntos en 14,6 minutos) y en la actual pasó de los Nets a Houston y luego a Milwaukee sumando únicamente 21 partidos. Quizá le ha llegado la hora de volver a Europa.