NBA | PLAYOFFS 2021 | NETS-CELTICS

Kyrie incendia su retorno: "Boston es racista, lo sabe todo el mundo"

La estrella de los Nets anticipa un recibimiento hostil por parte de los Celtics, el equipo cuyo proyecto puso en jaque en 2018. "Boston es racista", asegura.

0
Kyrie Irving, durante el primer partido de la primera ronda de los playoffs de la NBA 2021, que enfrentó a Brooklyn Nets y a Boston Celtics.
ELSA AFP

La historia del desamor. Kyrie Irving vuelve a Boston para disputar una ronda muy alejada de lo que debería haber sido el enfrentamiento: tan solo la primera. Y a las primeras de cambio parece que se van a perseguir los Celtics si la cosa no cambia mucho en poco tiempo. Los Nets van 2-0 arriba y amenazan con mandar a casa más pronto que tarde a un equipo que iniciará una larga jornada de reflexión en forma de verano. Una que servirá para analizar la crisis estructural y deportiva de una franquicia que es la más ganadora de la historia de la NBA (17 anillos, empatada con los Lakers), pero que solo ha ganado un título desde 1986, una crisis demasiado grande que no tiene previsto ver su final a corto plazo, ya sea por los deméritos propios o por la competitividad actual.

De una forma u otra, que Kyrie les elimine de playoffs no será plato de buen gusto para el aficionado bostoniano. Fue el base uno de los pocos movimientos que se atrevió a hacer el conservador Danny Ainge, y le salió el tiro por la culata, con la química desmadejada, las primeras taras que se le vieron a Brad Stevens y el equipo eliminado en semifinales de Conferencia tras dos finales del Este consecutivas. El proyecto se resintió y parecía ver la luz el año pasado, cuando los Celtics se quedaron a dos victorias de las Finales; pero todo fue un mero espejismo y la realidad se ha impuesto en el presente curso, con play-in incluido y mucho trabajo por delante para enderezar el rumbo de la franquicia.

Eso sí, antes hay que ajustar cuentas con Kyrie, señalado como el culpable de todo por la afición. Y ha sido el base el primero en echar leña al fuego: "Boston es una ciudad racista, lo sabe todo el mundo", ha asegurado. Un pequeño comentario de un jugador que sabe, en su mente, que el recibimiento será hostil. Irving promedia, por cierto, 22 puntos con más de un 50% en tiros en los dos primeros partidos de la serie. Ahora, en Boston, podrá dictar sentencia y acabar de machacar al equipo al que dejó moribundo con su paso por la franquicia. El lugar donde consolidó su reputación de problemático. El que más ha sufrido su estancia. Hablamos de los Celtics, claro. Un equipo a la deriva.