NBA | WARRIORS 122 - SUNS 116

Los Warriors remontan con el peor Curry y miran a LeBron

El base firmó un pésimo 1 de 11 en triples, pero Wiggins acudió al rescate. Los Warriors ganan al primero y al segundo del Oeste en días consecutivos. LeBron, a la espera.

Con dos partidos por delante, el duelo entre LeBron James y Stephen Curry en el play-in sigue siendo predominante. Todavía no es matemático, menos aún con ese Warriors-Grizzlies que tendrá lugar en la última jornada. Pero todo parece indicar que ambas estrellas se verán las caras en un ambiente muy distinto al que están acostumbradas, esas Finales en las que se enfrentaron en cuatro ocasiones sin pausa. El equipo que dirige Steve Kerr ha ganado a los Suns, ganando al segundo clasificado de la Conferencia Oeste un choque después de imponerse al primero, Utah, también en el Chase Center. Un ejercicio de meritocracia y pundonor de una franquicia que tuvo que remontar a sus rivales, que están mostrando más taras cuando menos hay que hacerlo, en ese final de curso en el que hay que mostrar muchas fortalezas de cara a los playoffs. Y mientras los Suns se diluyen, los Warriors emergen incluso con el peor Curry de la temporada: 21 puntos, pero con 7 de 22 en tiros de campo y una ignominiosa cifra de 1 de 11 en triples, un bochorno que se traduce en una de sus peores actuaciones de la temporada. Algo que no esconde, por otra parte, el histórico curso del base.

En ausencia de la estrella, fue otra no tan luminosa como la de Andrew Wiggins la que se encargó de todo. 38 puntos y 7 rebotes con una gran serie de lanzamiento, 17 de 24 en tiros de campo con 2 de 7 en triples. Y 13 puntos (con 5 de 7 en tiros) en el último cuarto, en plena remontada de unos Warriors que llegaron a ir perdiendo de 16 puntos. Draymond Green mostró su solidez habitual y consolida una dinámica ascendente demostrada también en el plano estadístico, y sumó un triple-doble de 11 puntos, 10 rebotes y 11 asistencias, a lo que añadió 4 robos de balón. Ojo con el ala-píivot, que se está acercando a su versión más completa y puede dar más de un susto en unos playoffs en los que puede pasar de todo... si es que los Warriors superan el play-in, claro. Además, 20 puntos de Jordan Poole, 17 de Kent Bazemore y un gran trabajo de Kevon Looney, que ha tirado de pundonor tras la consabida ausencia de James Wiseman e hizo un poco de todo (3+7+4), aportando mucho en la protección de la zona.

Los Suns, por su parte, tienen un problema. Y es que, después de la mejor temporada de la historia de la franquicia desde 2010 y la primera clasificación para los playoffs, pueden enfrentarse en primera ronda a los Lakers. Es más, es lo más probable si tenemos en cuenta el dominio que los angelinos han mostrado frente a los Warriors (rivales en el play-in ahora mismo) o que los Grizzlies (a los que también podrían enfrentarse) están un peldaño por debajo de Curry y compañía. Ante ellos, 34 puntos de Devin Booker,  24, con 10 asistencias, de Chris Paul, y poca sensación de fortaleza tras ser remontados por un rival inferior. Los Suns tienen que pensar ya en playoffs y ver cómo resuelven una eliminatoria de la que todavía desconocen el rival, mientras el primer puesto de los Jazz se aleja, ya de forma prácticamente definitiva.

DETROIT PISTONS 100 - 121 MINNESOTA TIMBERWOLVES

En otro partido, este entre equipos con marcas perdedoras, los Wolves siguieron con su más que aceptable segunda mitad de la temporada y conquistaron Detroit, castigando las 28 pérdidas de balón que sumaron los Pistons. Ricky Rubio sumó 19 puntos, 3 rebotes y 5 asistencias, mientras que D'Angello Russell se fue a los 15+10, Karl-Anthony Towns a 28+8+5, Anthony Edwards a 22 tantos y Naz Reid a 13. Juancho solo pudo aportar 2 puntos desde el banquillo, a los que sumó 5 rebotes. Saddiq Bey fue el mejor del equipo local con 21 puntos. Josh Jackson, por su parte, fue la cara negativa, perdiendo hasta 9 balones, una losa demasiado grande para hacerse con una victoria imposible.