NBA | DRAFT 2021

"Garuba puede ser uno de los mejores defensores de la NBA"

En Estados Unidos ya ven a Usman Garuba como un candidato a todo si decide saltar a la NBA. Giddey o Sengun son competencia internacional para él.

La NBA prepara la ofensiva para captar a una nueva generación de jóvenes valores. En el Draft de 2021 puede haber algún representante internacional, no estadounidense, destacado. En ese ramillete se ha metido Usman Garuba, que había bajado un tanto en las predicciones pero se ha visto impulsado de nuevo por sus actuaciones en España y Europa y algún reconocimiento adicional para seguir esa senda que marcó Luka Doncic hace ya tres años. 

El pívot turco Alperen Sengun es el favorito para llevarse ese honor. El jugador del Besiktas está teniendo un impacto parecido en números al que tenía Nikola Jokic o Marc Gasol en su etapa anterior al salto a la NBA. Sus condiciones son diametralmente distintas a las de Garuba. No son los únicos. La sensación en Australia ha sido el base Josh Giddey, también con opciones de acabar entre los catorce primeros. 

A raíz de esta pugna, con Cunningham, Green, Suggs o Kuminga ya claramente en las primeras posiciones, los analistas de ESPN se preguntan por las posibilidades de estos tres jugadores extranjeros.

"Después de evaluar en directo a Usman Garuba durante los partidos de la Euroliga y bucear en las cintas grabadas, claramente hablamos de que tiene opción de convertirse en uno de los mejores defensores de la NBA", aseguran. 

Mencionan no sólo el premio a Mejor Joven de la Liga Endesa, sino que en la Euroliga es uno de los trece únicos sub-20 en promediar 15 o más minutos con una muestra de 20 partidos. En esa lista están los Luka Doncic, Ricky Rubio o, más recientemente, Théo Maledon. 

"Pablo Laso no teme dar una oportunidad a los más jóvenes, como hizo con Doncic. Pero convierte esa oportunidad en responsabilidad solo si un jugador puede ayudar a ganar y Garuba claramente se ha ganado su confianza", señalan en referencia al entrenador del Real Madrid: "Laso también lo suelta regularmente a batallar con los bases rivales, que es lo que lo hace más interesante en el aspecto defensivo. Tiene los pies más rápidos que puedes ver en un jugador de su tamaño. Con una increíble actividad de manos activas y un capacidad motora que no tiene fin también comprende los matices necesarios para defender los bloqueos con continuación"

Se ponen ejemplos cercanos en el tiempo. Ante el Fenerbahçe pudo impedir el juego cómodo de Lorenzo Brown, con caché en la G-League, y de Kyle O'Quinn, en la NBA hasta este año. Uno es base y el otro es pívot. Contra el Efes, ya en cuartos de final, ha trabajado como ha podido contra Vasilije Micic, que se irá a Estados Unidos el próximo verano. 

"Con características físicas algo similares a las que tenía O.G. Anunoby con la misma edad, Garuba es el tipo de defensor fuerte que puede competir con aleros de superélite como LeBron James, Kawhi Leonard e incluso Luka Doncic, su ex-compañero. Puede defenderse en el poste medio y es lo suficientemente molesto en el perímetro como para tener un impacto en esa parcela. Si bien tiende a ayudar demasiado, a veces pierde el foco sin el balón y puede meterle demasiado nervio a la defensa, la energía, versatilidad, velocidad y herramientas de Garuba le convierten en un tapón defensivo y uno de los defensores más versátiles de la Liga", apuntan.

En la metodología de la comparación le meten en el mismo saco que Jonathan Isaac (Magic) aunque más corpulento y que Marcus Smart (Celtics) aunque más grande, aunque con los demás pívots le dan cal y arena: tendría problemas para defender a jugadores del estilo de Embiid pero facilidad con tipos más modernos. 

"Las capacidades defensivas están claro, pero Garuba siempre ha sido mucho más que un signo de interrogación en ataque. Cuando era júnior demostró la capacidad de subir el balón en transición y crear jugadas para sí mismo y para otros yendo directo desde el rebote, incluso con algunas comparaciones con Draymond Green en el camino. Ya como profesional, sin embargo, el manejo del balón y la creación de jugadas no han sido la tónica, y Garuba ha demostrado ser mucho más efectivo como reboteador ofensivo y lanzador ocasional", añaden. 

Es importante recalcar que Usman Garuba está mejorando sobremanera como tirador de tres, algo imprescindible en la NBA de hoy. El fichaje de Poirier para unirse a Tavares y la baja de Randolph le empujan a jugar como ala-pívot y en esa plaza tiene que tirar sí o sí. Por ello los análisis de la pasada temporada no pueden ser los mismos que ésta, su juego no es el mismo. 

"Quizás lo mejor de Garuba es que sabe exactamente quién es como jugador. Hablando con él a lo largo de los años es muy consciente de que la energía es su billete a la NBA. Está bien con ser la quinta opción en ataque. Los escépticos han dicho de él que era un proyecto sin salida, incluso algunos cazatalentos internacionales todavía se preguntan si es digno o no de ser una elección de primera ronda. Él, a buen seguro, será el favorito de los aficionados y el cuerpo técnico con su amplia capacidad para jugar y hacer jugar desde el momento en el que se ponga una camiseta de la NBA", declaran.