NBA | MAVERICKS 127 - PISTONS 117

Calma en Dallas antes de la tempestad de los Lakers

Los Mavs cortan una racha de cuatro derrotas en casa con un Doncic sobresaliente (30+10+9). Lo próximo, doble duelo como locales ante los Lakers.

Jugar contra los Pistons es ahora mismo sinónimo de victoria si tienes récord positivo. Los de Detroit no ganan a un equipo por encima del 50% de triunfos desde el 12 de febrero (102-108 en Boston). Pero tal como están los Dallas Mavericks últimamente nada se puede dar por seguro. Los Mavs habían caído en sus últimos cuatro partidos como local y, en general, llegaban con un récord de 2-5 al encuentro de hoy, cosechando derrotas imperdonables a estas alturas del año para un equipo que quiere estar en playoffs, como el 102-93 en Houston o el 107-121 ante los Kings de hace tres días.

Así que la victoria de hoy hay que celebrarla más de lo que sería habitual. Y no sólo por el hecho de ganar. Además, todos sus rivales directos han perdido: Blazers por delante, Grizzlies, Warriors y Spurs por detrás. Jornada redonda para unos Mavs a los que les costó entrar en el partido, pero que poco a poco fueron haciendo suyo y que con un parcial final antes del descanso de 12-2 lograron una diferencia que sería decisiva a la postre. También fue decisivo que, por problemas de faltas, Jerami Grant, máximo anotador en los visitantes (26) sólo jugase tres minutos entre el segundo y el tercer cuarto. Cuando volvió a pista, al principio del último periodo, su equipo estaba 16 abajo.

Luka Doncic completó un día más en la oficina con 30 puntos, 10 rebotes y 9 asistencias, rozando el que habría sido su décimo triple-doble de la temporada. Curiosamente, el esloveno lleva una racha de 17 partidos sin lograr uno, la más larga de su carrera desde que consiguiese estrenarse en este aspecto tras jugar sus primeros 44 encuentros en la NBA. Otro que estuvo brillante (y no es noticia) es Jalen Brunson, que acabó con 20 tantos (18 en la primera mitad), 5 asistencias, ninguna pérdida y un 66,7% en tiros de campo. Se puede argumentar que es actualmente el tercer jugador más importante de la plantilla y, muchas noches, el segundo dependiendo de cómo tenga la noche Porzingis.

Así llegan los Mavs a un momento clave en lo que queda de curso. Un doble duelo ante los Lakers que comienza esta próxima noche y en el que los de Dallas, que actuarán como locales, tendrán seguramente la última oportunidad de poder pelear por la quinta plaza. Aunque mirando la clasificación y viendo las dinámicas de los equipos parece más sensato optar a la sexta posición como tope (los Blazers están a medio partido), si ganasen los dos encuentros a los Lakers se quedarían a uno y medio de ellos. Unos Lakers que aún estarían esperando el regreso de LeBron James. No así el de Anthony Davis, que tras nueve semanas sin jugar parece que volverá esta noche ante los Mavs. Los Lakers este año tienen un récord de 17-6 (73,9% de victorias) cuando juega el ala-pívot y de 18-17 (51,4%) cuando no lo hace.