NBA | ALL-STAR 2021

Giannis Antetokounmpo, MVP del All Star 2021 de la NBA

El jugador griego se corona MVP del All Star con una actuación perfecta en el tiro (16 de 16) y 35 puntos. Tras el doblete del curso pasado, a Giannis solo le falta el anillo.

Giannis Antetokounmpo levanta el trofeo de MVP del All Star 2021.
Kevin C. Cox AFP

Giannis Antetokounmpo sigue con su escalada hacia la nomenclatura de leyenda. El griego, que no para de conquistar distinciones individuales, se ha hecho con el MVP del All Star tras una actuación absolutamente monstruosa. 35 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias, y una espectacular serie de lanzamiento: 16 de 16 en tiros de campo con 3 de 3 en triples. Y un +17 con él en pista. Todo eso le ha dado el premio que lleva el nombre de Kobe Bryant como homenaje a la fallecida estrella, uno que todavía no había conquistado y que sigue aumentando la ristra de distinciones individuales, una lista que no para de crecer y que ya le deja, con solo 26 años, como uno de los mejores jugadores del presente, y con un futuro en el que no se vislumbra techo.

El griego, que firmó la renovación más alta de la historia con los Bucks hace unos meses (228,2 millones en cinco temporadas), conquistó el premio a Jugador Más Mejorado en 2017, el MVP de la temporada en 2019, y repitió ese último galardón el año pasado, cuando además lo juntó con el premio a Mejor Defensor. Ese hecho le puso al lado de los grandes, ya que solo David Robinson, Hakeem Olajuwon, Kevin Garnett y Michael Jordan habían juntado los dos premios. Y tan sólo Jordan y Hakeem lo hicieron en la misma temporada. Un hecho espectacular que completa un currículum que incluye cinco participaciones en el All Star, dos nominaciones al mejor quinteto de la temporada y una estadísticas de videojuego.

A Giannis le falta la eterna ausencia del anillo. Tras amagar con abandonar los Bucks para buscar el sueño del campeonato en otra parte, la estrella seguirá ligada a la única franquicia con la que ha estado desde su aterrizaje en la mejor Liga del mundo, allá por 2013. Y su misión seguirá liderarla al anillo en unos playoffs que siempre se le han atragantado a él, a su entrenador Mike Budenholzer y a su equipo. Esa será la gran misión esta temporada de unos Bucks que están probando cosas nuevas en regular season, sin obsesionarse con conseguir el mejor récord y centrándose en rodear bien a su estrella y tener alternativas más allá de ese único plan que siempre les ha limitado mucho a la hora de competir, en una eliminatoria, con equipos tácticamente más ricos y con muchas armas para frenar el poderío del griego.

El talón de Aquiles del griego se pondrá a prueba a finales de mayo, cuando empiece la fase final. De momento, Giannis sigue opositando legítimamente y de nuevo al MVP y al premio a Mejor Defensor, con promedios de 29 puntos, 11,7 rebotes y casi 6 asistencias por noche, a lo que añade 1,3 robos, 1,4 tapones y un 55,7% en tiros de campo (con menos del 30% en triples y problemas en los tiros libres, dos de las cosas que sigue intentando mejorar). Eso sí, independientemente de lo que pase entonces, Antetokounmpo es parte de la historia de la NBA, y una leyenda viva que ha añadido un galardón más a su carrusel, con una actuación sublime, una de las mejores que se recuerda en los últimos años en el All Star. Un nuevo MVP para Giannis Antetokounmpo, el coleccionista de premios.