REAL MADRID

El baloncesto del Real Madrid celebra su 90 cumpleaños

Pedro Ferrándiz, Lolo Sainz y Pablo Laso agrupan entre los tres 69 de los 91 títulos de la sección. Clifford Luyk, el jugador más importante en la historia del club.

Real Madrid's Slovenian Luka Doncic (C-7) jumps over the barrier as the team celebrates their 85-80 win in the Euroleague Final Four finals basketball match between Real Madrid and Fenerbahce Dogus Istanbul at The Stark Arena in Belgrade on May 20, 2018. / AFP PHOTO / Andrej ISAKOVIC
ANDREJ ISAKOVIC AFP

El baloncesto del Real Madrid, el club más reconocido del baloncesto FIBA, cumple este lunes 90 años tras dos lustros en los que ha recuperado, con Pablo Laso en el banquillo, el esplendor de antaño después de una travesía por el desierto que comenzó a finales del siglo pasado y se alargó hasta la llegada del técnico vitoriano en 2011. Nueve décadas de historia en las que ha conquistado 91 títulos, sin contar la Copa Latina, los 11 campeonatos de Castilla o los 25 torneos de Navidad, a los que la FIBA dio amparo oficial hasta 1980.

Las 10 Copas de Europa (competición que no se creó hasta 1958, un año después que la Liga española) le colocan al frente del palmarés continental, también las cuatro Recopas, la Copa Korac de 1988 con Petrovic como enemigo por última vez y la ULEB (actual Eurocup) de 2007. Siempre que no participó en el primer torneo europeo, alcanzó la final en el segundo o tercero.

Romay, Petrovic y Fernando Martín tras ganar la Recopa de 1989 con 62 puntos del yugoslavo.

Raimundo Saporta, mano derecha del presidente Santiago Bernabéu, fue una figura decisiva en el crecimiento del baloncesto merengue y un impulsor clave de la Copa de Europa que tanta gloria ha dado al club. Desde 1929 se venía practicando el Basket-Ball en el entorno del Real Madrid, pero el inicio documentado viene marcado por un anuncio publicado por Ángel Cabrera (jugador, entrenador y promotor) en el diario ABC el 8 de marzo de 1931, en el que citaba en la secretaría del club “a todos los señores interesados en la práctica de este deporte”. Al domingo siguiente, el 15 de marzo, había fijado un partido de entrenamiento y selección.

El equipo lograría su primer campeonato de Castilla en 1933, la primera Copa en 1951, la Liga en 1957 y la Copa de Europa en 1964, con Joaquín Hernández de entrenador, aunque la figura determinante de esos años, hasta su retirada de los banquillos en 1975, sería Pedro Ferrándiz (27 títulos). Luego le sucedería Lolo Sainz hasta 1989 (22) y ahora Laso (20). Entre los tres técnicos, 69 de las 91 conquistas.

Luyk y Ferrándiz celebran con un gran salto la Copa de Europa lograda en 1967 ante el Simmenthal Milán.

De los cientos de jugadores, el pívot Clifford Luyk (33 trofeos más otros cuatro como entrenador) marcó un antes y un después en el baloncesto español y probablemente sea el más importante en la historia del club. Pero la lista de jugadores de gran talento que han dejado huella es inagotable: Brabender, Emiliano, Sabonis, Corbalán, Martín, Llull, Petrovic, Reyes, Cabrera, Rullán, Delibasic, Szczerbiak, Sevillano, Romay, Biriukov, Rudy, Carroll, Doncic 90 años, felicidades.

Clifford Luyk y Vicente Paniagua, con la Copa de Europa.

El palmáres del Real Madrid

Torneo Títulos
Copa de Europa 10
Liga española 35
Copa del Rey 28
Supercopa de España 7
Intercontinental 5
Recopa de Europa 4
Copa Korac 1
Copa ULEB 1

Los pabellones en la historia del Real Madrid

La pandemia del coronavirus ha forzado a que por primera en su historia de forma continuada el Real Madrid haya tenido que jugar sin público sus partidos como local. Una ausencia de aficionados que ha cambiado el espectáculo. Jugadores y técnicos echan de menos a la hinchada, y esta a su equipo. Hacemos un repaso a las canchas que acogieron al Madrid, en algunos casos durante meses y en otros durante décadas, y donde sintió el aliento de un público que ahora tanto añora.

El nuevo Palacio de Deportes (2011-21)

Una de las claves de la era Laso, no muy lejos del estilo de juego y de los buenos resultados deportivos, fue la vuelta al reconstruido Palacio de Deportes, una instalación con una ubicación inmejorable y que la mayoría de aficionados sentía como propia. Nada que ver, por ejemplo, con la Caja Mágica. En la calle Goya se logró la Novena en 2015 tras 20 temporadas de sinsabores. El gran escenario de juego en estos 90 años de historia del baloncesto blanco junto al ya derruido Pabellón de la antigua Ciudad Deportiva de la Castellana, en una zona donde ahora se levantan cinco enormes torres.

Felipe Reyes, entre Nocioni y Carroll, levanta la Novena en el Palacio de Deportes el 17 de mayo de 2015.

Caja Mágica (2010-11)

El Real Madrid realiza una apuesta fuerte al cambiar Vistalegre, que tanto apoyo le dio, por un recinto más moderno en el barrio de San Fermín que creía que le iba a proporcionar mayores opciones de explotación pese a tener un aforo inferior. Se pasa de 13.900 espectadores a 11.600. Regresa a una cancha de propiedad pública (Ayuntamiento) once años después, aunque el club acordó pagar 5,5 millones de euros por cinco temporadas. La experiencia no funcionó y el acuerdo se rompió al año siguiente, en el verano de 2011, aunque el Madrid continuó jugando la Euroliga en la Caja Mágica hasta diciembre de ese 2011.

Palacio Vistalegre (2004-2010)

La venta de la Ciudad Deportiva dejó al Madrid sin pista. Aterrizó en Vistalegre de rebote, pero fue un éxito. La afluencia media rozó los diez mil espectadores.

Raimundo Saporta (1999-2004)

Trece años después el equipo blanco regresaba a la Ciudad Deportiva, a un pabellón remozado y que honraba a Saporta, fallecido en 1997.

Parque Corredor (1998-99)

Años duros para la sección, que plegó velas y decidió volver a la Ciudad Deportiva. El retraso en las obras le obligó a jugar en Torrejón unos meses.

Palacio de Deportes (1986-1998)

El boom del baloncesto llevó al Madrid a dejar su viejo Pabellón para 5.000 espectadores y mudarse al Palacio para más de 12.000. Fue justo después del Mundial de España 86. Los problemas de la sección, que provocaron una alarmante falta de público, le hicieron regresar a la vieja Ciudad Deportiva, a un remodelado Saporta previo paso por Torrejón. Un adiós en 1998 tres años antes del incendio que destruyó la instalación en junio de 2001 y obligó a su completa reconstrucción. La inauguración del nuevo edificio no llegaría hasta 2005. La inversión, más de 120 millones de euros.

Pabellón Ciudad Deportiva (1966-1986)

El Pabellón se inauguró en enero de 1966 con un torneo que luego sería el de Navidad. Acogió al Madrid veinte años seguidos y vio cinco Copas de Europa.

Colegio Maravillas (1965)

El derribo de Fiesta Alegre en 1965 obligó al cambio de sede por unos meses mientras el club terminaba el Pabellón de la Ciudad Deportiva.

Frontón Fiesta Alegre (1952-1965)

En este viejo frontón, inaugurado en 1892 como el mejor de la capital, el Madrid levantó su primera Copa de Europa. Se reunían 3.500 espectadores.

Frontón Recoletos (1939-1952)

Tras el paréntesis de la Guerra Civil, el Madrid se muda a un frontón cubierto para 2.000 hinchas. En Recoletos el equipo se hizo grande en Castilla.

Chamartín (1931-1936)

En los primeros años el equipo de baloncesto empezó a crecer al cobijo de una de las tribunas del estadio de Chamartín, al aire libre y junto al bar.