NEW YORK KNICKS

Se confirma el traspaso: Derrick Rose regresa a los Knicks

Tras los rumores, se confirma el traspaso. Los Knicks se hacen con Derrick Rose, que ya jugó en la Gran Manzana en la 2016-17. El base se reencuentra con Tom Thibodeau.

Se confirma el traspaso: Derrick Rose regresa a los Knicks
Gregory Shamus AFP

Se mueve, entre bastidores, el mercado NBA rumbo al deadline, el cierre de mercado que va este año (como la temporada) con retraso: 25 de marzo. No se esperan movimientos de relumbrón, casi sin grandes estrellas a tiro, a priori, y con la única que podría estar, Bradley Beal, muy lejos por ahora de forzar una salida abrupta de Washington Wizards. Pero sí habrá operaciones, como siempre: salarios en movimiento, aspirantes intentando fortalecerse de cara a los playoffs… los equipos con la temporada ya quebrada o claramente destinada a mejorar de cara al futuro serán, siempre es así, vendedores. Y en este esquema cuadraba un nombre que ha sido una fuente constante de rumores en las últimas ventanas de mercado: Derrick Rose.

Shams Charania (The Athletic), ya adelantó quye la salida de Rose de Detroit Pistons podía ser inminente, y el traspaso se ha hecho oficial horas después. El veterano base (32 años, 12 en la NBA: número 1 del draft de 2008) ha acordado con la franquicia de Michigan que lo mejor para ambos es separar sus caminos. Rose quería jugar en una franquicia de más aspiraciones, los Pistons querían dar más espacio a sus jóvenes en una temporada en la que son el peor equipo de la Liga (5-18 ahora). Si esto no sorprende, sí puede hacerlo el nombre del equipo que se ha acabado haciendo con sus servicios: New York Knicks. Según Charania, varias franquicias se interesaron por el base, incluido algún claro aspirante al anillo como los Clippers (que necesitan un distribuidor), que buscan refuerzos para la rotación de guards, uno de sus puntos débiles de cara a los playoffs. Pero finalmente, han sido los Knicks los que se han hecho con sus servicios.

Y realmente parecía que algo se movía de verdad: Rose no jugaba desde el 30 de enero, contra los Warriors. En el partido ante los Jazz fue baja por un problema estomacal, contra los Suns por descanso y contra los Lakers ya oficialmente por motivos personales. Rose promedia 14,2 puntos, 1,9 rebotes y 4,2 asistencias. Números todavía interesantes pero sensaciones bastante peores que el pasado curso, cuando jugó a su mejor nivel en bastante tiempo (18,1 puntos, 5,6 asistencias) y sonó para una posible salida en el mercado de invierno. Allí, unos Pistons ya en derribo (acabaron 20-46 la temporada) soltaron lastre veterano con el traspaso de Andre Drummond y los buyouts para Reggie Jackson y Markieff Morris, que acabaron en Clippers y Lakers respectivamente.

Los Pistons tienen nuevo General Manager, Troy Weaver, y la mente puesta en un futuro que pasa por jugadores como Killian Hayes, Sekou Doumbouya, Saddiq Bey... Rose, por edad, no entraba en ese arco de reconstrucción. La opción de los Knicks suponía para él el regreso a la franquicia en la que jugó en la temporada 2016-17, tras salir de Chicago Bulls, y el reencuentro con el entrenador para el que jugó en los mejores años de su carrera, Tom Thibodeau. En los Bulls 2010-11 que ganaron 62 partidos Rose fue MVP y Tom Thibodeau, Entrenador del Año. Los Knicks también son un equipo que quiere reconstruirse pero lo está haciendo al estilo Thibodeau, con los jugadores que realmente rinden (Julius Randle, Elfrid Payton, RJ Barrett…) en pista y sin contar con jóvenes como Knox, Ntilikina, Dennis Smith… Este último de hecho, pone rumbo a los Pistons, ya que ha entrado en el traspaso