NBA | NETS 117 - RAPTORS 123

Surrealista: Durant aparece tarde por los protocolos sanitarios, se va antes... y los Nets pierden

Lío total. Durant llega tarde al partido ante los Raptors por el protocolo anti-COVID y tiene que abandonar la pista, muy enfadado, por lo mismo. En la locura, perdieron los Nets.

Hay que entender en toda su amplitud una frase inequívoca, que es tan objetiva como tangible: el coronavirus ha cambiado el mundo. Para todo y para todos, desde los estamentos más altos de la sociedad hasta los más pequeños (con diferencias notables, obviamente) y en todos los ámbitos vitales: laboral, deportivo, personal... Las rutinas se han visto modificadas, el ocio se ha reducido y existe de otra manera, e incluso la forma de vestir, con mascarilla incluida, se ha visto afectada por una pandemia mundial que, en la NBA, suspende partidos, aplaza temporadas, transforma calendarios y se ve obligada a impedir que haya público en las gradas. Y todo esto se ha resumido a la perfección en un partido en el que la locura se ha apoderado de todo.

La NBA anunciaba que Kevin Durant no iba a saltar a la pista ante los Raptors porque se encontraba cumpliendo los protocolos sanitarios, y Shams Charania y Adrian Wojnarowski (cómo no) aseguraban que el alero había estado en contacto con alguien que tenía problemas con una prueba no concluyente. La estrella tenía tres PCRs negativas, por lo que se le permitió ingresar con el partido ya iniciado, dando pie así a una situación insólita, ya que era la primera vez en su carrera NBA que Durant era suplente (866 partidos, todos ellos de titular, impresionante). Sin embargo, el contacto estrecho se convirtió en tal al dar positivo y la Liga informó al jugador de esto durante el tercer cuarto, obligándole a abandonar de nuevo el choque. Esto ha provocado la indignación del propio Durant, que mostraba su enfado en redes y pedía salir a pista: "Free me", rezaba en inglés. "Dejadme libre". Además de asegurar que los aficionados de la NBA no son tontos.

Es posible que la situación acabe en polémica, ya sea por permitir a Durant saltar a pista antes de saber el resultado de su contacto o por el férreo control que tienen sobre unos jugadores nada contentos con la situación actual, All Star incluido. La competición ha prohibido a Durant viajar a Philadelphia al próximo partido de los Nets, aunque sí podrá hacerlo el resto de su equipo. La situación fue absolutamente surrealista y la estrella estaba visiblemente enfadada. Dicho esto, el jugador pasó el coronavirus, pero la Liga no distingue para el rastreo a los que lo han pasado o no. En otras palabras, tengas las pruebas negativas que tengas, tienes que guardar cuarentena.

En la locura, ganaron los Raptors

A todo esto, Toronto se llevó el partido, el séptimo de los últimos 11 tras un inicio marcado por las dudas. Lo hizo aprovechándose de la locura generada por la situación de Durant y gracias a la mejor versión de Pascal Siakam, que va in crescendo (en tres de sus últimos cuatro partidos ha superado la treintena) y sumó 33 puntos (con 12 de 23 en tiros de campo), 11 rebotes, 6 asistencias y 3 robos. Además, Broucher, Powell y VanVleet pasaron de la decena. Ah, y partidazo del incombustible Kyle Lowry, otro más: 30+5+7+2 para él, con 34 años pero con más de 17 puntos y 7 asistencias de promedio, siendo el alma de un equipo, el suyo, con el que tocó la gloria en 2019 y del que es un líder espiritual absoluto. Los Raptors recibieron 40 puntos en el segundo cuarto (el único completo de Durant, casualidad), pero se repusieron en el último, dejando a los Nets en 27 y sentenciando un duelo muy trabajado y que les costó sacar a pesar de encontrarse los locales sin Durant.

En los Nets, las cosas no funcionaron en medio de una marejada de difícil explicación y muy acorde a la situación del coronavirus, que en realidad seguimos sin explicarnos. James Harden sigue ejerciendo de playmaker, en fondo y forma, y se fue a 17 puntos, 7 rebotes y 12 asistencias, pero Kyrie no fue esta vez el revulsivo y se quedó en 15 tantos, con 5 rebotes y 5 asistencias pero 7 pérdidas, y sólo 12 tiros intentados (0 de 4 en triples). En el último cuarto, por cierto, La Barba se fue a 4 puntos, mientras que Irving anotó... 0. Joe Harris se fue a 19 y volvió a ser un seguro desde el triple (5 de 8), mientras que Bruce Brown, que salió de titular reemplazando a Durant, anotó 13, dos menos que Jeff Green y uno más que Landry Shamet. Y Durant, en 19 minutos, produjo mucho: 8 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias, 1 robo, 1 tapón y +10 con él en pista. Desde luego, un factor diferencial es. Y la Liga, tendrá que revisar lo ocurrido para que no vuelva a pasar. Desde luego, el coronavirus ha cambiado el mundo.