NBA | SUNS 107 - CLIPPERS 112

Paul George al rescate: 39 puntos para conquistar Phoenix

El alero anotó 39 puntos y compensó la horrible actuación de Kawhi, que se quedó en 4 de 21 en tiros de campo. Duelo de altura y gran victoria de los Clippers.

Paul George, durante el partido de la NBA que ha enfrentado a Phoenix Suns y a Los Angeles Clippers

Los Clippers visitaban Phoenix en el partido con mayor atractivo de la jornada, y la ocasión no ha defraudado. Aunque Stephen Curry se ha hecho con todas las portadas con su exhibición ante los Blazers (62 puntos, recordemos), los angelinos han rascado una victoria enormemente aleccionadora en lo moral y en lo espiritual. Sobre todo para el inicio tan raro que estamos viviendo y los pocos partidos que hemos visto con eso que se llama sabor a playoffs. No es que este lo haya sido (ni mucho menos), pero sí se ha visto cierta competencia y mucho nivel, sobre todo de un Paul George inconmensurable que ha sido el héroe del partido y ha sentenciado a los Suns con 39 puntos y una exhibición que ha compensado parcialmente el desastre de su compañero, Kawhi Leonard, que no termina de arrancar este curso. Poco más de 20 puntos de promedio con muchos problemas en el tiro que anoche se acentuaron: 4 de 21, con 0 de 3 en triples para apenas 15 puntos y un -11 con él en pista. Una versión demasiado triste para un hombre que hace no mucho amenazaba, en teoría, el trono de LeBron. De momento, eso se ha quedado en nada.

El partido, ojo, estuvo completa y netamente dominado por los Clippers. Phoenix solo amenazó con la remontada en la segunda parte, y se fue al descanso 20 puntos abajo, una losa demasiado grande contra un equipo de semejante talento. Devon Booker y DeAndre Ayton remaron al final para intentar dar la vuelta al marcador. El jugador franquicia se fue a 25 puntos, 5 rebotes y 8 asistencias, mientras que el pívot sumó 24+9. Todo bajo la escrutadora mirada de un Chrirs Paul que casi siempre juega bien y que acabó con 16+9+6. Los Suns se llegaron a poner a un solo puntos con 10 minutos para el final, pero un triple de Serge Ibaka (su primera canasta del partido) templaba los ánimos locales. Insistieron los de Monty Williams antes de recibir otro triple del ala-pívot, que finalizó con 8 puntos, todos ellos en el último cuarto. Luego, Paul George daba ventaja a los Clippers, que no volvieron a ver tan cerca a los Suns hasta el 107-104, dentro del último minuto. Una asistencia de George dejaba solo a Nicolás Batum en la esquina (sí, Batum) y la puntilla se ponía con un nuevo triple que fue la sentencia.

Fue un partido titánico y emocionante, sobre todo en la segunda mitad, y que deja conclusiones positivas para ambos en unas primeras semanas en las que es prácticamente imposible sacar conclusiones de casi ningún partido. Los Suns demostraron que pueden mirar a la cara a uno de los gallos de la competición, uno de los favoritos al título y el principal rival en el Oeste (y en Los Ángeles, claro) de los Lakers. Los Clippers, por su parte, sacan algo bueno de esto, y es que el ligero hundimiento sufrido en la segunda mitad no acabó en cataclismo, como tantas veces ocurrió (hasta tres) ante Denver en los pasados playoffs. Tyronn Lue sigue haciendo ajustes y los angelinos ganan a pesar de un mal Kawhi y con un George extraordinario (15 de 24 en tiros y 7 de 10 en triples, por cierto). Todavía queda mucho, pero si Kawhi se pone en forma estos Clippers pueden dar miedo. Mucho.