NBA

Curso 2017: millones para Isaac y Fultz, nada para Lonzo y Markkanen

Se acabó el plazo para firmar extensiones a los primera ronda de 2017. La noche dejó buenas noticias para Fultz, Isaac, White o Anunoby y nada para Collins, Lonzo, Markkanen...

Curso 2017: millones para Isaac y Fultz, nada para Lonzo y Markkanen
Brad Penner USA Today Sports

Ayer a las doce de la noche en horario español, las 18:00 del lunes en la Costa Este, se acababa el plazo para que firmaran las extensiones de sus contratos rookies los jugadores elegidos en la primera ronda de 2017 (el mecanismo es diferente para los jugadores de segunda ronda). Los grandes multimillonarios (Jayson Tatum, De’Aaron Fox, Donovan Mitchell, Bam Adebayo…) ya habían arreglado su situación, algunos en cuanto abrió el mercado de agentes libres. Los que no han podido hacerlo ya no tienen nada que negociar y jugarán la temporada que arranca esta noche con el objetivo de probar su valía porque en julio de 2021 serán agentes libres restringidos: podrán firmar con otras franquicias pero las suyas tienen derecho a retenerlos igualando las ofertas que reciben y acepten de otras.

Algunos de estos jugadores que han quedado sin atar su futuro (Lonzo Ball, Lauri Markkanen, John Collins…), pueden estar entre los grandes animadores del próximo mercado veraniego, del que se esperaba mucho pero que está quedando muy fino después de los acuerdos firmados por varias de las súper estrellas que ya no estarán en la palestra. LeBron James, Giannis Antetokounmpo, Paul George, Rudy Gobert, Gordon Hayward…

En cuanto a la camada de 2017, ha sido una última noche de negociaciones muy movidas. De los treinta jugadores de primera ronda, 10 han terminado con extensiones, 13 serán agentes libres restringidos y 7 no calificaban para firmar ahora la extensión. Esta es, entre los jugadores más importantes, la situación de los que han decidido su estatus hoy y los que ya habían firmado con anterioridad. Hay que recordar, finalmente, que se cumplirá primero el último año de contrato rookie y se empezarán a percibir después las extensiones a partir de la siguiente temporada, la 2021-22:

1. MARKELLE FULTZ: El base, número 1 del draft de 2017, ha firmado por tres temporadas y 50 millones de dólares con Orlando Magic. La tercera temporada (2023-24) es una team option con solo dos millones de dólares garantizados para Fultz (sobre un total de 17). Un gran contrato para el base, de 22 años y que prosigue con su historia de redención. La pasada temporada promedió 12,1 puntos, 3,3 rebotes y 5,1 asistencias. Y, lo más importante, jugó 72 partidos después de haber totalizado 33 en sus dos primeras temporadas. Una extraña lesión en un hombro estropeó su estreno en la NBA, con los Sixers, y llegó a poner en peligro la carrera de un jugador por el que los Sixers dieron a los Celtics (era un pick heredado del traspaso de Kevin Garnett y Paul Pierce) otra primera ronda y su número 3 de ese año, que los Celtics invirtieron en Jayson Tatum. Con sus futuro pendiendo de un hilo, los Magic apostaron por él en febrero de 2019 y dieron a los Sixers a Jonathon Simmons, una primera ronda y una segunda. El contrato es alto, pero si sigue acercándose al jugador que sabemos que puede ser (tiene todavía 22 años), Fultz puede ser uno de los líderes que necesitan los Magic para salir de la mediocridad en el Este.

2. LONZO BALL: Uno de los casos más llamativos, pero que estaba cantado en las últimas horas. No ha habido extensión para Lonzo Ball, que agotará su contrato (11 millones de dólares) y será agente libre restringido en julio de 2021. Lonzo (23 años) fue seleccionado por los Lakers con un muy mediático número 2 del draft. En L.A. jugó dos irregulares temporadas antes de ser una de las piezas (la principal, Brandon Ingram) en el traspaso con los Pelicans por Anthony Davis. En su estreno en Nueva Orleans promedió 11,8 puntos, 7 asistencias y 6,1 rebotes y subió hasta el 37% su porcentaje en triples. Si se estabiliza y adquiere definitivamente confianza en su tiro, todavía puede tener por delante una tremenda carrera. Es (cuando está concentrado) un excelente defensor y tiene una visión de juego privilegiada.

3. JAYSON TATUM. Ya all star y una de las grandes estrellas de la Conferencia Este, los Celtics no podrían haberle pedido más al traspaso que hicieron para enviar a Fultz a los Sixers con el 1 del draft. La pasada temporada Tatum (22 años) promedió 23,4 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias. Su futuro estaba asegurado en Boston desde el 20 de noviembre, ya que firmó una extensión máxima: cinco años y un total que puede llegar a 195 millones de dólares.

4. JOSH JACKSON. Camino de los 24 años, busca su sitio todavía en la NBA. Elegido por los Suns, donde fue un tremendo fiasco, fue traspasado a los Grizzlies en julio de 2019 en una operación muy menor. El 1 de diciembre, y en su intento de (como mínimo) estabilizar su carrera, firmó con Detroit Pistons por dos años: esta temporada percibirá 4,7 millones y la próxima, unos 5 millones.

5. DE’AARON FOX. En cuanto abrió el mercado de agentes libres, los Kings arreglaron el futuro del supersónico Fox. El base de 23 años firmó una extensión máxima de cinco años que parte de 163 millones de dólares y puede llegar a 195,6. Fox promedió la pasada temporada 21,1 puntos y 6,8 asistencias.

6. JONATHAN ISAAC. Otro gran contrato que han firmado los Magic, como con Fultz, antes de la fecha límite. Isaac, que se recupera de una grave lesión de rodilla que sufrió en la burbuja y en principio no jugará esta temporada, aseguró su futuro en Florida por cuatro años y 80 millones de dólares. La pasada temporada, el alero de 23 años promedió 11,9 puntos, 6,8 rebotes y 2,3 tapones, y demostró que puede ser un jugador absolutamente determinante en defensa. Fultz tendrá contrato hasta 2024 y Isaac, hasta 2025. Así que los Magic ponen buena parte de su futuro en manos del desarrollo de su talento joven.

7. LAURI MARKKANEN. Elegido por los Wolves y traspasado a Chicago en la operación Jimmy Butler, Markkanen iba para estrella, pero todavía no se ha consolidado en los Bulls. Si esta temporada se acerca a su mejor nivel, será un caramelo goloso como agente libre restringido, el próximo verano. Si no… en sus tres temporadas NBA ha promediado 16,1 puntos y 7,6 rebotes, pero no ha sido regular desde el triple, ha flojeado en defensa y le ha costado implicarse en el juego más allá de su rol de especialista tirador. El cambio de entrenador en Chicago, con la llegada de Billy Donovan, puede ser el giro que necesita Markkanen para dar más de sí y firmar un gran contrato el próximo verano.

8. FRANK NTILIKINA. Otro que será agente libre restringido, como estaba cantado. El base solo ha enseñado destellos en defensa del potencial por el que fue seleccionado con el número 8 por los Knicks. Con 22 años, el francés tiene muchísimo que demostrar todavía. Hasta ahora ha promediado 21 minutos con 6,3 puntos y 3 asistencias por partido.

9 DENNIS SMITH JR. Otro caso cantado. Un base espectacular pero que ha sido más de un puñado de highlights que de aportación real. Arrancó en los Mavericks y fue traspasado a los Knicks en la operación por Kristaps Porzingis. La pasada temporada (solo 34 partidos) se movió en 5,5 puntos y 2,9 asistencias. Tiene todavía 23 años, pero su estrella se consume a pasos agigantados.

10. ZACH COLLINS. Otro del top 10 sin extensión. El ala-pívot de Gonzaga (23 años) no ha sido ni una estrella ni una decepción… por ahora. Los Blazers siempre han tenido mucha confianza en él pero las lesiones han impedido que se vea cuál es su potencial real. La pasada temporada se perdió cuatro meses por una lesión en un hombro y después la primera ronda de playoffs por un problema de tobillo. Solo promedia 5,7 puntos y 4 rebotes y es otro jugador con muchas posibilidades pero que todavía no ha explotado.

11. MALIK MONK. El escolta anotador de Kentucky… que por ahora no anota: 8,6 puntos de media en su carrera con los Hornets, con los que no ha llegado a un acuerdo de extensión. Tiene el talento, pero por ahora ha sido muy irregular, con más arena que cal. Eso sí, todavía no ha cumplido 23 años. Parte lejos de la titularidad en los Hornets y su primer objetivo será hacerse un hueco estable en la rotación. A partir de ahí, tendrá que mejorar mucho para ser una pieza codiciada el próximo verano.

12. LUKE KENNARD. Una de las grandes sorpresas de la noche. Los Clippers le han dado al escolta, que comparte agente con Paul George, una extensión de cuatro años y 64 millones de dólares. De esos 64 millones, 56 están totalmente garantizados. Kennard llegó desde los Pistons en una operación a tres bandas, el 19 de noviembre. En sus tres primeras temporadas ha promediado 9,8 puntos con un 40% en triples. Es un buen tirador con capacidad para manejar la bola. Un interesante jugador de ataque al que, desde luego, los Pistons ven como parte importante de la rotación. Así lo demuestra este contrato para un jugador de 24 años que llega, así, con la alargada sombra de las lesiones detrás de él: sus rodillas son delicadas y la pasada temporada solo jugó 28 partidos.

13. DONOVAN MITCHELL: 24 puntos por noche la pasada temporada para otra gran estrella joven de la NBA. Debutó como all star en febrero y aseguró su futuro en los Jazz cuando abrió la agencia libre: cinco años y un máximo de entre 163 y 195 millones para el jugador franquicia de los de Salt Lake City.

14 BAM ADEBAYO. Otro que se estrenó como all star en Chicago 2020 y otro que había atado ya futuro, en su caso con Miami Heat, el finalista de la NBA. Los de Florida le dieron una extensión de cinco años y un máximo también en el rango 163-195 millones. Prototipo de pivot moderno ideal, promedió la pasada temporada 15,9 puntos, 10,2 rebotes y 5,1 asistencias y tiene todavía 23 años.

Esta es la situación de los 14 jugadores que fueron lottery picks, elecciones de lotería (top 14). Una prueba de lo difícil que es elegir y acertar en las noches de draft. De esos 14, solo siete han firmado extensiones, y cuatro lo han hecho por el máximo. De los cuatro, dos son los últimos de ese top 14, Mitchell y Adebayo. Del top 10, seis jugadores se han quedado sin nuevo contrato y serán agentes libres restringidos el próximo verano.

Esto es lo más destacado de la noche por lo que se refiere al resto de la primera ronda:

19. JOHN COLLINS. El ala-pívot de los Hawks finalmente no ha alcanzado ningún acuerdo con la franquicia de Georgia y su situación será sumamente interesante. Tiene 23 años y la pasada temporada promedió 21,6 puntos y 10,1 rebotes. Con un enorme potencial, se duda de él por su defensa y su capacidad de ser verdaderamente decisivo (al máximo nivel) en el baloncesto moderno. En los reforzados Hawks tendrá la oportunidad de confirmarse definitivamente y ser una joya del próximo verano. Veremos, pero en todo caso parte como uno de los casos que habrá que seguir con más detenimiento.

22. JARRETT ALLEN. El pívot de los Nets ha sido una grata sorpresa hasta ahora en la NBA, pero eso tampoco le ha valido para firmar la extensión. Con 10 puntos y casi 8 rebotes de media en su carrera, es otro jugador joven que puede ser un muy cotizado en el próximo mercado. A ver cómo le va en un equipo que pasa a tener máximas aspiraciones con el estreno de Kevin Durant y Kyrie Irving, por fin totalmente recuperados y juntos.

23. OG ANUNOBY. El alero seguirá en Toronto: cuatro años y 72 millones de dólares con player option en la última temporada, 2023-24. La pasada temporada promedió 10,6 puntos, 5,3 rebotes y casi un 40% en triples. Las lesiones han sido trascendentales hasta ahora en su corta carrera pero la pasada temporada, alejado de ellas, demostró que encaja perfectamente en el estilo de Nick Nurse y que puede ser una pieza muy importante en los Raptors. Mucho nivel en defensa y la suficiente aportación en ataque, si crece todavía más esta temporada su contrato estará más que justificado.

27. KYLE KUZMA. Ya había arreglado, con un día más de margen, su continuidad en los Lakers: tres años y 40 millones de dólares con player option en la última temporada. Un jugador que deslumbró como rookie y ha sido irregular después pero que, con todo, ha tenido un puesto importante en la rotación del campeón y en L.A. confían en que un nuevo paso adelante (y más estabilidad en el tiro) le pongan a nivel de casi, casi titular. El gran superviviente del núcleo joven del equipo pre Anthony Davis seguirá siendo uno de los secundarios importantes al servicio de la pareja LeBron-Davis en los Lakers.

29. DERRICK WHITE. Los Spurs le han dado a White cuatro años y 73 millones. Promedió 11,3 puntos, 3,3 rebotes y 3,5 asistencias la pasada temporada, ya con un rol claro tras ser una agradable sorpresa en segunda temporada (2018-19), tras la que se ganó un sitio en el Team USA que decepcionó en el Mundial de China. Ya con 26 años, está claro que los Spurs cuentan con él para un futuro que está por ver qué dirección sigue.

30. JOSH HART. Otro veterano (25 años, uno menos que White) que, en su caso, no ha alcanzado acuerdo con los Pelicans y será agente libre. Como Lonzo e Ingram, fue de los Lakers a Nueva Orleans en la operación Anthony Davis. En L.A. se había ganado el cariño de los aficionados y es un jugador que puede ser válido para casi cualquier rotación NBA: intenso en defensa (más en sentido colectivo que en el uno por uno), buen reboteador, duro, inteligente y con buena mano.