NBA

Campazzo, Mirotic, Doncic... El Madrid ganó 16 millones vía NBA

El argentino se marcha a cumplir un sueño, pero no precisamente barato, porque deberá pagar 6 millones. Repasamos los jugadores que 'pagaron' al Madrid para jugar en la NBA.

"Debo ir a cumplir un sueño”, comentó Facundo Campazzo en su despedida, pero ese sueño no le resultará precisamente barato. El base argentino renovó con el Real Madrid hasta junio de 2024 el año pasado. Acababa contrato con el equipo blanco en 2021, pero el club le ofreció más años y más dinero para intentar que se olvidara de la NBA, como hizo en su día con Sergio ­Llull y también ese mismo verano con Edy Tavares. En esa nueva extensión, la cláusula de salida se disparaba hasta los seis millones de euros, cantidad que Campazzo irá pagando a plazos. Por ahora se ha descontado algo de dinero estos meses, ya que no ha cobrado las cuatro primeras nóminas del curso que le correspondían por haber arrancado la temporada con el Madrid. Las franquicias de la NBA sólo pueden aportar 750.000 dólares para liberar a un jugador.

Por lo tanto, Campazzo dejará en las arcas del club seis millones de euros, la mayor cifra en la historia del equipo por un traspaso a la NBA. Luka Doncic, el último en cambiar el Madrid por la Liga norteamericana, desembolsó dos millones y lo hizo en un solo pago. Antes que él, Sergio Rodríguez decidió probar de nuevo en la NBA, atraído por la subida de los salarios con el nuevo contrato televisivo. Al Chacho le quedaban dos años de contrato y tuvo que pagar 2,5 millones para marcharse a los Sixers (allí cobró ocho millones de dólares), un viaje que duró sólo una temporada. Nikola Mirotic (2,5 millones para marcharse a los Bulls), como Campazzo y Sergio, acordó varios plazos para resolver su compromiso. El último pago, precisamente, lo abonó antes de comprometerse en el verano de 2019 con el Barça.

En este siglo, el Madrid ha recibido dinero también por la marcha de otros jugadores a la NBA, aunque algunos se fueron gratis (Willy Hernangómez, Salah Mejri y Kyle Singler habían terminado contrato). En junio de 2003, Maciej Lampe se escapó a Chicago, sin permiso del club, para participar en los entrenamientos previos al draft. Cedido en el Universidad Complutense de la LEB, su futuro, él creía, estaba en la NBA. Los Knicks le eligieron en el puesto 30 y el polaco decidió marcharse a pesar de no haber salido en una posición más alta (tenía una cláusula de 1,8 millones). No debutaría en la Liga norteamericana hasta que le traspasaron a Phoenix Suns en enero de 2004.

En el caso de Raúl López (el Madrid le pagó al Joventut 1,8 millones por él) hubo una rebaja de la cláusula inicial, fijada en 6 millones de euros, pero que finalmente se quedó en 1,5, un posible amistoso entre el Madrid y los Jazz y, además, el equipo blanco conservaba los derechos del jugador si éste regresaba a Europa. Cuando lo hizo, en 2005, el Akasvayu Girona tuvo que pagarle unos 350.000 euros. Campazzo, Doncic, Sergio, Mirotic... la marcha de jugadores del Madrid a la NBA ha dejado más de 16 millones de euros en las arcas del club.