MILWAUKEE BUCKS

Bogdanovic quiere 72 millones y la NBA investiga si hay tampering

El escolta serbio rompió el acuerdo entre Kings y Bucks y ahora hay "mucho malestar" entre él y el equipo de Antetokounmpo, según Sam Amick. Busca más dinero garantizado.

Bogdanovic quiere 72 millones y la NBA investiga si hay tampering
Cary Edmondson USA TODAY Sports

Es uno de los culebrones de los últimas en la NBA: Bogdan Bogdanovic tiene muy pocas papeletas de jugar en Milwaukee Bucks después de que se diera por hecho el acuerdo de sign and trade entre la franquicia de Wisconsin y Sacramento Kings. El escolta serbio será agente libre restringido cuando se abra el mercado, esta noche (00:00 hora española). Eso le permite recibir ofertas, elegir la más alta y quedar en manos de los Kings: si la igualan, se quedaría en California. Si no lo hacen, podría hacer oficial su cambio de aires. Según Sam Amick (The Athletic), ese nuevo destino difícilmente será ya Milwaukee Bucks. Estos han liberado a Ersan Ilyasova, que había entrado en un principio para cuadrar la operación, y hay, siempre según este periodista, “mucho malestar” ahora mismo entre Bogdanovic y los Bucks.

Hace unos días, se dio por hecho el acuerdo. Los Bucks llevan dos años siendo el mejor equipo de la Regular Season pero estrellándose (Raptors, Heat) antes de la Finales. Quieren dar el salto definitivo hacia el título, desde luego, pero sobre todo quieren convencer a Giannis Antetokounmpo de que van a por todas. El alero griego, ganador de los dos últimos premios de MVP, puede firmar ahora una extensión multimillonaria por cinco años y asegurar su futuro en Milwaukee… o puede dejar correr esta temporada, la última de su contrato, y salir al mercado como agente libre en julio de 2021. Una opción aterradora para los Bucks. Giannis ha asegurado que quiere seguir en el equipo que lo drafteó pero no a cualquier precio, y que necesita ver ambición y proyecto ganador para comprometerse. Y los Bucks, en un importante golpe de mano se llevaron a Jrue Holiday y, en teoría, a Bogdan Bogdanovic. Por lo que se filtró, Antetokounmpo estaba muy satisfecho. Todo pintaba bien. Por contraposición, la situación puede volver a complicarse si los Bucks no encuentran una manera de arreglar este último lío y dar un empujón final a su rotación de cara a la nueva temporada. 

Porque la sorpresa llegó cuando Boganovic rechazó el sign and trade y dejó claro que saldría al mercado como agente libre restringido. Este tipo de acuerdos permiten que el equipo que tiene al jugador, todavía los Kings, le ejecute una renovación para trapasarlo justo después. Los Kings iban a firmar un nuevo contrato al serbio y a enviarlo acto seguido a los Bucks a cambio de Donte DiVincenzo, DJ Wilson e Ilyasova. Bogdanovic tenía que dar el OK a esa primera renovación… y no lo dio. Es así de sencillo. En una situación particular porque sale de su contrato rookie con 28 años, sabe que tiene un buen mercado y quiere exprimirlo. En la NBA se valora mucho su clase, su buena muñeca y su capacidad para meter tiros importantes en momentos decisivos. Los Hawks andan detrás de él como, con espacio salarial de sobra, de casi cualquier veterano valioso que está a tiro: Rajon Rondo, Danilo Gallinari, Kentavious Caldwell-Pope…

Antes del inicio de la pasada temporada, Bogdanovic rechazó una oferta de los Kings por cuatro años y 51,4 millones de dólares. Ahora, Brian Windhorst (ESPN) ha dejado claro qué busca el escolta y por qué llegó esa ruptura con los Bucks: “Lo que se está diciendo, y tengo que tener cuidado porque no quiero meter a nadie en problemas, es que puede haber una oferta de unos 18 millones anuales. Eso busca Bogdanovic, en el rango de los 72 millones por cuatro temporadas. Mucha gente cree que esa oferta llegará de Atlanta. Los Bucks pueden llegar en un sign and trade hasta los 15 o 16 millones. En cuatro años, son 8 o 9 millones menos en total, no es muchísimo dinero de diferencia”.

Finalmente, y para enredar todo aún más, la NBA ha abierto una investigación por tampering, tal y como ha anunciado Marc Stein (New York Times). Se trata de la práctica ilegal de negociar con jugadores antes de que estos sean oficialmente agentes libres. Algo que sucede… pero que no debería suceder. Este año, con los plazos muy acelerados para iniciar la temporada 2020-21 el 22 de diciembre, se da por hecho que los equipos están moviéndose todavía más de lo habitual antes de que sea técnicamente legal. Por eso ha llamado la atención que la NBA se centre en este caso concreto para analizar si toma medidas.