BOSTON CELTICS

Hayward rechaza 34 millones de los Celtics y saldrá al mercado

El alero tenía la opción de renovar un año más por ese dinero de forma automática. Se habla de que equipos como los Knicks puede haberle ofrecido un contrato multianual.

Hayward rechaza 34 millones de los Celtics y saldrá al mercado
Kevin C. Cox AFP

En una agencia libre mucho menos boyante de lo habitual hay un nombre inesperado hace semanas que va a estar disponible, y es uno de los grandes. Gordon Hayward, el alero all star de los Celtics que no ha podido rendir a su mejor nivel los últimos tres años por las lesiones pero que sigue teniendo cartel de estrella si es capaz de recuperar esa forma que le llevó a jugar el partido de las estrellas en su última temporada en Utah.

Hayward tenía varias opciones, pero la más obvia después de dos años flojos era hacer efectiva la renovación por un año que tenía en su contrato y que le habría proporcionado 34 millones de dólares durante la próxima temporada. Sin embargo, el jugador ha decidido declinar esta posibilidad y salir al mercado como agente libre, con lo que cualquier equipo con el dinero suficiente en cartera podrá pujar por él. En los últimos días el rumor de una posible salida de Hayward de Boston se hizo más intenso, después de que una fuente de un directivo de la Conferencia Este desvelara que el alero se sentía "traicionado con el papel que tenía en el equipo".

Cuando llegó en 2017 lo hizo como una de las dos estrellas que tenían que devolver la gloria a los Celtics junto a Kyrie Irving. Tres años después los entonces recién llegados Jason Tatum y Jaylen Brown se han convertido en los faros que guían el equipo dando pasos de gigante en su desarrollo. Especialmente el primero, que ya se ha situado entre la aristocracia de la NBA. Por si fuera poco, ambos comparten, en mayor o menos medida, la posición de Hayward en la pista, con lo que ver a los tres juntos no resulta fácil.

Ahora hay que ver quién apuesta por el alero. Se da por hecho que debe tener alguna oferta multianual que, a la larga, le salga más rentable que haber firmado este año con los Celtics por 34 millones. Antes de conocerse la noticia de que Hayward renunciaba a ese dinero, ya empezó a sonar el rumor de que dos franquicias del Este estaban interesadas en explorar un sing-and-trade por el jugador: los Pacers y, sobre todo, los Knicks. Ahora, tanto estas dos como cualquier otra, tiene vía libre para negociar directamente con un jugador que se ha convertido de la noche a la mañana en una de las piezas más codiciadas de la agencia libre que comenzará en 24 horas.