OKLAHOMA CITY THUNDER

Ricky reacciona a su traspaso a los Thunder: "Menudo negocio"

El base español ha sido uno de los jugadores que los Suns, hasta ahora su equipo, han enviado a Oklahoma City a cambio de Chris Paul. Ya ha expresado su opinión en Twitter.

Ricky reacciona a su traspaso a los Thunder: "Menudo negocio"
Christian Petersen Getty Images

Ricky no empezará la segunda temporada de su contrato en Phoenix Suns, la franquicia con la que firmó en el verano de 2019 por tres años y 51 millones de dólares. Una apuesta que fue criticada pero que salió de maravilla: con la llegada de Monty Williams al banquillo, la franquicia de Arizona fue una de las revelaciones de la pasada campaña, rozó los playoffs y se posicionó para dar otro salto de calidad ahora, con dos estrellas jóvenes como DeAndre Ayton y, sobre todo, Devin Booker. Ricky jugó una gran temporada, como veterano y distribuidor de juego, y pareció perfectamente feliz en Phoenix.

Pero ahora Ricky, así es la NBA, tendrá que hacer las maletas. Ha sido traspasado a Oklahoma City Thunder dentro del paquete con el que los Suns compensan la llegada de Chris Paul, un veteranísimo pero también uno de los mejores bases de la historia. Ricky sabía que si llegaba Paul su continuidad era casi imposible, porque comparte posición con él y porque su salario (17 y 17,8 millones las dos próximas temporadas) sería necesaria para cuadrar el que vaciaban con OKC con la llegada de Paul. Ricky ya se ha expresado en Twitter:

“Menudo negocio”, ha tuiteado el base español, que sabe perfectamente cómo funciona la NBA. Llega en EE UU desde 2011 y ya vivió un traspaso: en junio de 2017 fue enviado por los Tim-berwolves a Utah Jazz, donde jugó dos temporadas antes de firmar con los Suns como agente libre. Los jugadores no tienen voz ni voto en este tipo de traspaso, que a veces es favorable en lo deportivo... y otras no. Este no lo es, a priori, salvo que los Thunder tengan la intención de enviar a Ricky a otro equipo en otra operación independiente. Que puede ser. Habrá que esperar pero, como asume el propio Ricky, así es el negocio.