NBA

LeBron y Jordan, cara a cara: ¿Quién es el mejor de la historia?

El alero de Akron acaba de ganar el cuarto anillo de su carrera y se acerca al considerado por casi todos como el mejor de la historia. ¿Podrá superarle?

LeBron y Jordan, cara a cara: ¿Quién es el mejor de la historia?

LeBron James sigue haciendo historia. En el curso baloncestístico 2019-20 ha conseguido el cuarto anillo de su carrera, y sigue sumando méritos para ser comparado con Michael Jordan, el considerado por muchos como el mejor jugador de la historia. El alero de Akron ha conseguido la gesta en Disney, Florida, y a los 35 años, misma edad con la que Jordan alcanzó su sexto campeonato, en su caso con la camiseta de los Bulls. LeBron todavia no alcanza el mismo número de anillos que His Airness, aunque le supera en Finales, al haber alcanzado 10 por las seis del escolta. Solo un dato más dentro de una comparativa que ya se ha convertido en un clásico y que tiene estadísticas favorables a ambos contendientes.

En los números totales, LeBron acaba dominando casi todas las estadísticas tanto en temporada regular y en playoffs. Este hecho se ve beneficiado por la cantidad de años que LeBron ha disputado la fase final y al haber superado los años de Jordan en la mejor Liga del mundo (17 a15). En promedio, LeBron supera al escolta en rebotes y asistencias, aunque anota menos puntos por partido. Los puntos totales sí que los maneja el de Akron, que superó a Jordan en 2019 y ha hecho lo propio con Kobe Bryant este año, siendo ahora mismo el tercer máximo anotador de la historia y si mantiene este ritmo podría alcanzar a Kareem Abdul-Jabbar en el primer puesto, algo que antes parecía imposible. Entre medias se sitúa Karl Malone, ex de los Jazz.

Además, LeBron ha ganado su cuarto MVP de las Finales con su tercer equipo diferente y es, junto a Jordan (6), el único que ha ganado más de tres. Solo falta por saber cuando llegará el bajón para un hombre al que parece no llegarle nunca y cómo acabará su carrera. Entonces, podremos hacer una comparación definitiva y poder discernir quién es el mejor jugador de todos los tiempos. De momento, LeBron sigue acechando. Ya veremos si, finalmente, consigue algo más. El trono definitivo.