EUROLIGA

Positivos, suspensiones...: "Esta situación es una bomba nuclear"

Directivos, entrenadores y jugadores de la Euroliga se muestran cada vez más preocupados y críticos con la explosión del coronavirus en los clubes.

Mateusz Ponitka lucha ante Brandon Davies ante el Zenit-Barça.
ANATOLY MALTSEV EFE

Dos jornadas completas, la tercera en marcha y la Euroliga da muestras de desbordamiento por la pandemia del coronavirus, que provocó el cierre sin campeón de la pasada edición. Son ya cuatro encuentros suspendidos (dos más en la Eurocup): los dos del Zenit de San Petersburgo en suelo español ante el TD Systems Baskonia y el Valencia Basket y el Asvel Villeurbanne-Panathinaikos por no contar ni el conjunto ruso ni el francés con el mínimo exigido de ocho jugadores por la máxima competición continental. Tampoco se disputará el Asvel-Estrella Roja: no es oficial, pero el conjunto serbio informó de la suspensión en Twitter.

El club eslavo tiene 13 casos: ocho jugadores más cinco miembros del cuerpo técnico, entre ellos, los españoles Xavi Pascual e Iñigo Zorzano, entrenador y asistente, respectivamente. El galo suma el mismo número, 13, en estos momentos con lío añadido en su competición doméstica tras verse obligado a alinear por reglamento en el cinco titular ante el Cholet a Norris Cole, uno de los infectados. El base estadounidense jugó 40 segundo y salió de la cancha con el primer parón. El alcalde de Cholet demandará al Asvel y a la Liga Nacional de Francia.

El Juez Disciplinario informó este miércoles de la derrota por 20-0 del Zenit en los dos partidos de esta semana en la Euroliga. Y el club presidido por Tony Parker correrá la misma suerte frente al PAO y el Estrella Roja. Una decisión que finalmente no es válida por los cambios realizados en los protocolos de la Euroliga, que son retroactivos.

“Nos enteramos de la suspensión cuando llegamos en autobús al hotel”, dijo George Kalaitzis, director general del Panathinaikos. a Le Progrès, diario francés. “Entendemos la situación del Villeurbanne, que tiene muchos positivos en su equipo, mientras que otros tienen síntomas. Esta situación es una bomba nuclear. Pero la decisión que ha tomado es la correcta. Debemos proteger el baloncesto, pero también y, sobre todo, a todo el mundo”.

Críticas de los jugadores

Dimitris Itoudis, entrenador del CSKA Moscú, con cuatro casos (muchos más en el filial) se mostró alarmista ante la escalada de la COVID en el baloncesto del Viejo Continente: “La situación general está empeorando cada vez más. Al Khimki le faltan jugadores sanos. El Zenit ni siquiera viajó. No sé cómo les irán las cosas al final. El ASVEL tiene muchos casos positivos (…). Puedo mencionar muchos más equipos con los que hemos jugado, como el Barça, pero solo soy un entrenador. Créanme, el campeonato está perdiendo su aspecto competitivo, sentido de justicia y actividad”, señaló antes de enfrentarse al Fenerbahçe en Estambul.

Varios jugadores se mostraron más contundentes. “No es justo, Euroliga. Los equipos solo llevarán jóvenes para poder disputar los partidos con los suficientes jugadores sanos. No tiene sentido”, escribió en Twitter Jonas Jerebko, alero de un Khimi que aterrizó en España para medirse con el Madrid y el Baskonia esta semana solo con ocho disponibles por culpa del coronavirus. “Están diluyendo la segunda mejor competición del mundo”, le dijo a través de la red social Malcolm Delaney, base del Armani Milán, al sueco.

“Entonces… ¿Alguien se va a encargar de la salud de los jugadores o simplemente seguimos jugando como si nada?”, preguntó Álex Abrines, que ha visto el constante goteo de bajas por la enfermedad en el Barça: el entrenador, Saras Jasikevicius, el asistente, Darius Maskoliunas y un tercer miembro del staff técnico hace dos semanas; y Nikola Mirotic esta después de jugar frente al Zenit y que le impidió estar ante el Valencia Basket en La Fonteta el martes. "En algunos sitios la situación está fuera de control y creo que tenemos que tomar decisiones. A ver cómo soluciona esto la Euroliga", sentenció Jasikevicius.

Reyes: “Está en juego la salud”

Alfonso Reyes, presidente de la ABP, también se expresó de forma crítica a través de Twitter: “ABP, ACB y médicos fuimos de la mano en la fase final de Valencia. Exigimos ese mismo espíritu en las competiciones europeas. Está en juego la salud de los jugadores”. Además, cuestionó al sindicato de jugadores de la Euroliga: “Una asociación de jugadores tiene que tener una premisa fundamental: independencia”.