OKLAHOMA CITY THUNDER

Lu Dort, el infravalorado antídoto de Harden al que Harden finiquitó con un inesperado tapón

Los Thunder han hallado a un jugador muy válido en Luguentz Dort, que ha conseguido frenar a James Harden por momentos. Su contrato, bajísimo.

Luguentz Dort
Nathaniel S. Butler GETTY IMAGES

Uno de los jugadores más difíciles de defender si no el que más es James Harden. Su arte para dejar atrás a los rivales, ya sea yéndose hacia el aro dando el paso atrás con el que lanza muchos de sus triples, le ha hecho merecedor de un premio de MVP (2018) y de estar muy cerca de otros tres. El nuevo modelo de los Rockets, más agresivo que el small-ball habitual en otros equipos, juega a favor de sus estadísticas, que son de vértigo: 34'3 puntos, 6'6 rebotes y 7'5 asistencias en la fase regular de la esta temporada, que además no son ni de lejos sus mejores registros en estos apartados a lo largo de su carrera. Una bestia a nivel ofensivo que, sin embargo, tiene problemas enfrentándose a diversos jugadores y situaciones

RELACIONADO | Harden: "He jugado como la mierda"

Una persona ha hecho tambalearse los cimientos de su legado, ya que haber perdido en la primera ronda de los Playoffs 2020 con el equipo que tiene y antes sus ex, los Thunder, hubiera supuesto una verdadera revolución a su alrededor que quién sabe si de verdad le hace falta. Se llama Luguentz Dort y es la nueva sensación de los de Oklahoma City. Fuera de Chris Paul, incuestionable líder en esta nueva etapa sin Westbrook y George, del gran suplente Dennis Schröder o de un pívot, Steven Adams, que sigue desafiando modelos como el de D'Antoni, Dort se ha hecho con el control mediático de esta eliminatoria que, por otro lado, no han logrado superar. ¿Cómo? Con un triple suyo que fue taponado en los últimos segundos por James Harden, el jugador que se supone que marca las diferencias en ataque y no en defensa. Una bonita paradoja: el día que Dort, al que han los Rockets flotaban para que tirara y fallara, metió 30 puntos y el mismo día en el que Harden, defendido por Dort, se quedaba en un 21% en los tiros de campo y un ridículo 1/9 en triples... James Harden, acusado de excesiva laxitud en las defensas a sus rivales, puso el cerrojo al aro con un tapón ganador

Lu Dort no estaba destinado a esto. No iba a participar siquiera en la parte decisiva de la temporada y no sólo lo ha hecho sino que el decisivo ha sido él aunque la serie haya caído del lado del rival. Es novato y entró en la dinámica de Billy Donovan con un contrato dual. Este canadiense de 20 años estudió en Arizona State, curiosamente la misma universidad en la que se formó James Harden, no fue elegido en el Draft 2019, pero ha ido convenciendo al entrenador conforme pasaban las semanas. Ya hubo indicios de que confiaban en él: aprovecharon los 45 días que tenía para estar en la NBA por contrato, ya que los demás tienen que ser con el afiliado de la G-League, para que jugara partidos (ni siquiera entrenaba con ellos para que los días no contaran). Y si querían que jugara los playoffs, estos improvisados que se están realizando en Disney World, le tenían que convertir el contrato en uno estándar. Y eso hicieron, pero con la pillería por bandera: aprovechando que el jugador aceptaría casi cualquier oferta para entrar en tan selecto grupo, las condiciones que le pusieron encima de la mesa eran desfavorables para él. 5,4 millones por 4 temporadas, siendo ésta la primera de ellas. A poco más de millón al año aunque los dos últimos no estén garantizados. Esto supone que el impulso que ha dado en este mes de agosto le sirva para poco cuando se abra el mercado, ya que por lo menos hasta 2021 estará atado de pies y manos. 

Dort ha ocupado en el esquema de los Thunder el lugar que, por falta de ritmo tras dos años fuera de las canchas, tenía Andre Roberson. Y es exactamente el mismo perfil: jugador fuerte que no cuenta en ataque y suele estar liberado para los tiros, que se encarga de la estrella rival y lleva el ritmo en las líneas defensivas. Imprevisible y con mucho recorrido, algo que Presti, Donovan y el resto de responsables técnicos de los Thunder han sabido ver con avidez. Por ejemplo, en esta serie ha tenido sólo un 26% de acierto en triples pero metiendo 6 de 12 en el encuentro decisivo. Escolta-alero aprovechable, barato y antídoto contra Harden y otras estrellas de su estilo; eso también es una victoria para Oklahoma.