NBA | BUCKS 119 - CELTICS 112

Crítica de Boston al arbitraje por proteger a un decisivo Giannis

Antetokounmpo, que acabó con 36 puntos, 15 rebotes y 7 asistencias, se libró de la sexta falta en una jugada discutida. Nueva victoria de los Bucks.

Giannis Antetokounmpo
Ashley Landis USA TODAY SPORTS

En la NBA hay algunas cosas que no cambian. Ahora los partidos son a puerta cerrada en una sede única en la que los jugadores tendrán que hacer vida durante tres meses, pero hay algunas cosas que no cambian. Que los Bucks sigan ganando es una de ellas. Que la primera canasta oficial en su regreso a las pistas fuera un triple de Wesley Matthews a pase de un Giannis Antetokounmpo forzado en la penetración o que la primera canasta del rival fuera en propia meta tras una lucha entre estos dos protagonistas por un rebote no sorprenderá mucho. 

Uno de los partidos más interesantes de la Conferencia Este servía de presentación en la burbuja para Bucks y Celtics. Era momento de ver al MVP griego, que debería revalidar su corona en los próximos días si nada se ha torcido en las votaciones, ante uno de los equipos que le puede poner en aprietos cuando empiece la verdadera lucha por el título. Y pasó el examen con nota aunque no sin sobresalto. 

Sorprendió el horrible partido de Jayson Tatum, eso sí. La estrella del equipo de Stevens se quedó en 5 puntos con un 2/18 en tiros que escandaliza a cualquiera. Cuestión de recobrar el tacto, se supone. Por parte céltica, muy buenos minutos de Brad Wanamaker enfatizando en lo que no se considera tan habitual.

Lo tuvo cerca Boston hasta el final. Sólo a falta de dos minutos se pudo despegar Milwaukee de forma definitiva. Y hubo polémica. Antetokounmpo acabó con 36 puntos, 15 rebotes y 7 asistencias, una nueva monstruosidad con su firma, pero desde el otro bando se pidió su eliminación por faltas, ya que hubiese sido la sexta en su haber, en una acción con el pívot alemán Daniel Theis. Después del partido Marcus Smart, uno de los obligados a luchar por la posición con Giannis, dejó entrever un supuesto interés por parte de los árbitros en mantener al heleno en el partido por motivos en los que no ahondó. 

El encuentro se fue del lado de los Bucks, que encontraron equilibrio pese a la baja puntual de Eric Bledsoe, por 119-112. Los Celtics, más fallones en los tiros cercanos y menos asociados entre sí, cayeron. La distancia entre ambos es de once victorias, con los de Winconsin como líderes absolutos de la NBA una jornada más (54-12).