CHICAGO BULLS

Uno de los compañeros a los que Jordan más presionó le defiende

The Last Dance mostró uno de los altercados entre Michael Jordan y sus compañeros, pero Scott Burrell defiende las acciones del '23'.

Scott Burrell
Steve Woltmann GETTY IMAGES

Scott Burrell fue uno de los compañeros de Michael Jordan en los Bulls. Un escolta que procedía de los Hornets, el equipo del que Jordan terminaría siendo dueño, y de los Warriors, los que le quitarían el afamado récord de victorias de la fase regular, que llegó a Chicago en el momento indicado: en la temporada 1997/98, la del último baile que ha dado paso al documental The Last Dance que ha producido ESPN este año. 

En la cinta Burrell es, precisamente, uno de los protagonistas polémicos. No por su culpa sino por la de Jordan. Ya advertía el astro antes de la publicación de los diez episodios que la gente iba a pensar que es "una persona horrible" por lo duro que era en algunos momentos con los que tenía al lado. A Burrell llegaba a presionarle mucho, como se observa en un par de capítulos, pero éste anda lejos de criticarle por ello. Al contrario de lo que se pudiera pensar, reconoce que le hizo bien

En una entrevista con Alex Kennedy en el podcast de HoopsHype habla de ello: 

"Aquello fue como ilustrado de una forma dura. Pero no creo ni que fuera embarazoso ni humillante. No tengo remordimientos sobre cómo se dio todo ni quise dar marcha atrás para aprender del mejor. A ver, fui tutelado por el mejor jugador y estuve jugando en el mejor equipo... Habían ganado cinco de siete títulos antes de que yo llegara y yo no quería pifiarla, así que estaba entusiasmado porque me enseñaran" 

"Creo que aquello no sólo me preparó para el baloncesto, también para la vida. He jugado en muchos buenos equipos y con muy buenos jugadores, pero es diferente cuando juegas de esa forma y por un objetivo como es ganar el campeonato. Cuando el nivel sube, hay 100 grados más de temperatura y estás en medio..." 

"Nunca llegó a lo físico. Jordan era menos que yo, no se metería conmigo... Es broma: era un hombre muy fuerte para su tamaño. Pero no, siempre fue verbal y nunca físico. Siempre digo: 'Fue para hacerme mejor jugador de cara a la parte final de la temporada, me preparaba para ello'. No creo que fuera algo para preocuparse. ¿Era duro conmigo? Sí. Pero también se magnifica porque es Jordan y está grabado"

"Era alucinante las cosas que hacía en los entrenamientos. Y lo trabajaba tanto que luego lo podía hacer en los partidos. Estás fascinado en el partido y luego te das cuenta de que lo había practicado antes. Para mí fue un honor jugar con él. Era muy competitivo, ya fuera jugando a las cartas o tirando a canasta, siempre era competitivo y siempre querías ganarle, pero fuera de la cancha era un buen tipo: un chico normal, vulnerable, que se abría y hablaba contigo de todo" 

"Aquella época fue especial. Éramos como una banda de rock. Hasta el autobús tenía que parar a veces para que la Policía pidiera a los aficionados que se quitaran de la calzada. Los hoteles estaban llenísimos para ver a Michael Jordan"