NBA

Los lemas que lucirán los NBA: Antiracista, No puedo respirar...

La Liga y el sindicato de jugadores llegaron a un acuerdo sobre los mensajes de justicia social que los jugadores podrán llevar durante los partidos.

LeBron James, con la camiseta I Can't Breathe el pasado 8 de diciembre de 2014.
Robert Deutsch USA Today Sports

La NBA y el sindicato de jugadores han llegado a un acuerdo sobre los lemas de justicia social que los jugadores podrán lucir en la parte posterior de sus camisetas durante el reinicio de la temporada, el próximo 30 de julio, en la burbuja creada en el complejo de Walt Disney en Orlando (Florida). Según informa Marc J. Spears (The Undefeated) los mensajes permitidos serán los siguientes:

Black Lives Matter; Say Their Names; Vote; I Can't Breathe; Justice; Peace; Equality; Freedom; Enough; Power to the People; Justice Now; Say Her Name; Si Se Puede (Yes We Can); Liberation; See Us; Hear Us; Respect Us; Love Us; Listen; Listen to Us; Stand Up; Ally; Anti-Racist; I Am a Man; Speak Up; How Many More; Group Economics; Education Reform; and Mentor.

Los jugadores no están obligados a lucir ninguno de estos lemas, en ese caso mantendrían su nombre. Tendrán dos opciones seleccionadas y lo lucirán en sustitución de su apellido en las primeras cuatro noches. En la quinta, volverá el apellido: si mantienen el lema de justicia social, el apellido se colocará debajo del número; si no desean continuar con el mensaje, será reemplazado por el apellido.

Antecedentes

No es la primera vez que los jugadores de la NBA lucen camisetas reivindicativas, aunque si la primera ocasión que lo harán durante un partido. En 2014, tras la muerte de Eric Garner a manos de la policía de Nueva York, varios miembros de la Liga norteamericana vistieron camisetas en el calentamiento previo a los encuentros con el lema I Can’t Breathe (No puedo respirar)”. Esas fueron las palabras de Garner antes de morir y las de George Floyd.

El asesinato de este último por la policía de Mineápolis provocó una oleada de manifestaciones por todo Estados Unidos, en las que se solicitaba justicia para el fallecido y se denuncia el racismo sistémico en el país a través del movimiento Black Lives Matter. Múltiples jugadores de la NBA se significaron durante las protestas e incluso algunos, como Kyrie Irving, abogaron por suspender definitivamente la temporada para que sus voces no fueran silenciadas.

Acuerdo NBA-Sindicato

La concesión de estos mensajes, al igual que la impresión de Black Lives Matter en el parqué como las habituales pegatinas de publicidad, es parte del acuerdo al que llegaron la NBA y el sindicato de jugadores para arrancar una fase final atípica por el coronavirus con solo 22 de las 30 franquicias implicadas. El comunicado en el que se confirmaba la vuelta de la competición se acordó un plan integral "con estrictos protocolos de salud y seguridad (...), y con el objetivo de tomar medidas colectivas para combatir el racismo sistémico que existe en Estados Unidos y promover la justicia social".

La propuesta era muy parecida a la que pusieron en marcha la liga inglesa de fútbol, la Premier League, en algunos de sus partidos, en los que los jugadores de equipos como el Liverpool, el Everton y el Tottenham han utilizado Black Lives Matter en el espacio de las camisetas que habitualmente se destina a los nombres.