NBA

Ataque racista a la propietaria de los Lakers: "Al infierno con Kobe"

Jeanie Buss compartió una carta que había recibido con insultos racistas y misóginos: "El odio es real y está en la calle". LeBron James le contestó: "Te quiero, Jeanie".

Ataque racista a la propietaria de los Lakers: "Al infierno con Kobe"
Jayne Kamin-Oncea AFP

Jeanie Buss está al frente de los Lakers desde que hace poco más de tres años dio un golpe de estado con el que se quitó de delante a su hermano Jim y al general manager Mitch Kupchak. Con ella al frente, llegó LeBron James en el verano de 2018 y se realizó el traspaso por Anthony Davis, y la franquicia angelina había asegurado el regreso a los playoffs y era una de las grandes favoritas al anillo cuando paró la NBA, el 11 de marzo. Lo será también cuando vuelva, a partir de finales de julio en Orlando. Con 58 años, lleva toda la vida vinculada al equipo desde que este pasó a ser propiedad de Jerry Buss, uno de los dueños más legendarios de la historia del deporte americano, en 1979. Para muchos, ella era la verdadera heredera del espíritu de su padre, el hombre que diseñó el Showtime e hizo eternos a los angelinos.

Ahora los Lakers, como todas las franquicias, tratan de aportar en unas semanas de enorme tensión y convulsión por las protestas que recorren Estados Unidos tras la muerte de George Floyd, asfixiado por la policía de Minneapolis cuando estaba bajo custodia y esposado. De hecho, dos jugadores del equipo angelino (Dwight Howard y Avery Bradley) son dos de los que más se han significado junto a Kyrie Irving en el movimiento que pretende replantear el regreso de la temporada para poner más énfasis en la justicia social y la lucha contra el racismo.

Ayer, Jeanie Buss compartió en Instagram una carta con insultos racistas y misóginos que había recibido con la voluntad de que todo el mundo "pueda ver que el odio es real y está ahí, en la calle". Ese mensaje empezaba con un "querida puta" y seguía así: "Después de 60 años siendo un gran seguidor de los Lakers, ahora digo que al infierno con estos negratas traidores y sobrepagados de la NBA. Vete al infierno y júntate allí con Kobe Bryant".

La propietaria explicó así su apuesta por mostrar el contenido, firmado por alguien llamado Joe: "Después de pensarlo mucho, he decidido compartir esta carta que recibí el lunes para que todo el mundo pueda ver que el odio es real y está ahí, en la calle. Esto está pasando en el mundo HOY. Es real, existe. Joe: ¿mandar esta carta te hizo sentir mejor? En realidad lo único que hiciste fue malgastar tu tiempo, tu energía y tus sellos. ¿Por qué no te miras en el espejo y afrontas las cosas horribles que hay en ti? He recibido durante años mensajes como este, y siempre he optado por ignorarlos. Pero ya no. Hoy es juneteenth y pido a mis amigos blancos que se unan, afronten que en nuestro país y en el mundo hay racismo y se esfuercen por dejar de ignorarlo. Todos tenemos que ser mejores".

Ayer era juneteenth, el día en que Estados Unidos conmemora la abolición de la esclavitud, y LeBron James respondió al post de Buss con el mensaje "TE QUIERO JEANIE!!!" rodeado de corazones pero también un recado para el autor de la carta. Kyle Kuzma fue otro de los jugadores de los Lakers que celebró el mensaje de su jefa: "No todos los propietarios son capaces de dar un paso adelante y hablar de esta manera".

Los Lakers acaban de dar otro paso en su decisión de tratar de promover cambios reales con la contratación de Karida Brown como directora de acción por la igualdad racial. Brown es profesora de sociología y estudios afroamericanos en UCLA y se objetivo es que los Lakers pasen de ser una organización "no racista" a ser una "antirracista": "Esa es la aspiración y para eso tiene que haber un proceso. La franquicia está realmente dispuesta a recorrerlo y por eso he aceptado este cargo con mucha felicidad".